Entre lo macro y local

Hace más de tres décadas que se vino acentuando la costumbre que las autoridades regionales realicen labores que es competencia de las municipalidades provinciales y distritales.
Ello no quiere decir que un gobernante regional no pueda realizar acuerdos para que ejecute obras en convenio con la entidad edil. Lo que de hecho sucede no solo en la regional sino con entidades nacionales como los ministerios.
Nos parece que el asunto no está en que un ente regional pueda realizar solo proyectos macros o de envergadura o de impacto regional, sino que cuando lo hace en convenio con las entidades municipales se abstenga de buscar protagonismo como compitiendo con el nivel edil.
O lo que es peor, dedicarse solo como institución a realizar obras en las jurisdicciones municipales sin tener en cuenta la jurisdicción municipal, confundiendo a muchos ciudadanos sobre las funciones y competencias de las entidades elegidas con el voto popular.
Y esta conducta política e institucional se viene reflejando en cada una de las gestiones de turno. Nadie, absolutamente nadie tiene la entereza de instaurar o de devolverle al nivel regional su razón de ser.
Así como en todas las entidades públicas la burocracia por medidas cautelares aumenta imparable, la razón de ser de las instituciones se ha tergiversado a tal punto que “alcaldes regionales”, como “gobernadores ediles”. Y está pasando casi en todo el país.
Una fusión literal que nos grafica aspiraciones políticas sin siquiera haber terminado de cumplir un mandato del pueblo para un periodo determinado sin distracciones absurdas, para escalar en el poder político de gobierno.
A todo este escenario se suma la poca capacidad de gasto de los gobiernos regionales criticado por el Ministro de Economía, que dicho sea de paso tampoco hizo mea culpa, porque también tienen parte de responsabilidad en esta debilidad de ejecución presupuestal como país.
Todo parece confuso, los de las alcaldías quieren correr a ser gobernadores y los gobernadores quieren hacerse sentir haciendo obras de competencias ediles para estar cerca a los vecinos, cuando su razón de ser es tener una mirada y acciones macros en las regiones.

One thought on “Entre lo macro y local

  1. Jorge Marreros 16/07/2019 at 6:55 am -

    “Entre lo macro y lo local”, sería el título para un contenido sobre planificación. Pero este editorial se refiere a la “Rivalidad entre demagogos”. Porque ambos han practicado la democracia electoral, para ganarse con halagos el favor popular de elegirlos autoridad dizqué. Y ahora, que son alcaldes y gobernador regional, están degenerando a la democracia mediante la mutua invasión de sus competencias en obras públicas, que mandan a construir solo para halagar los sentimientos elementales de los ciudadanos y mantenerse en el poder. ¿Y quién los castiga por esta mala conducta? Mientras los ciudadanos siguen pensando en “que roben, pero que hagan obras”. Luego de sus período de autoridad dizqué, serían juzgados como sinvergüenzas que no devuelven lo robado. Buena sería la Pena de Muerte para estos criminales de lesa humanidad.