Protestan contra Petroperú por presunta contaminación en quebrada Ramírez

  • Población ribereña responsabiliza del incidente a la refinería Iquitos.

Un grupo de pobladores rurales que habitan la zona de Progreso en el sector ribereño del distrito de Punchana, realizaron una protesta en el óvalo del puente sobre el río Nanay para expresar su incomodidad por un incidente de contaminación que atribuyen a la refinería Iquitos de Petroperú.
Según la denuncia de los manifestantes, se trataría de un atentado contra el ambiente debido a un rebalse de residuos de la refinería Iquitos, que llegó hasta la quebrada Ramírez, ubicada alrededor de la comunidad ribereña de Barrio Florido al margen del río Amazonas.

La manifestación contó con el respaldo de la Federación de Comunidades Campesinas, Nativas y Populares de Punchana, quienes con pancarta en mano y arengas exigieron atención de las autoridades. El presidente de la federación, Elvis Huayhua Guevara contó que, el pasado martes evidenciaron una sustancia inusual en el agua de la cuenca. “Parecía residuos de petróleo o combustible, le daba una tonalidad áspera al agua y alrededor había muchos peces muertos”, refirió.
Asimismo, indicó que un día después de lo ocurrido, al volver a la zona afectada no encontraron nada en los alrededores, debido a que personal de la empresa Petroperú habría realizado una limpieza rápida del lugar. “Estamos convencidos firmemente, que el petróleo esta debajo y que nos va a contaminar, afectará a cinco pueblos”, aseguró el dirigente Huayhua.
El hecho fue denunciado ante el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), quienes acudieron al lugar y realizaron una supervisión, sin embargo, el hecho fue cuestionando por los manifestantes debido a que no permitieron la participación de la población durante la intervención de los especialistas.
Debido a esta situación, la semana pasada las poblaciones que aseguraron verse afectadas realizaron una protesta en contra de la refinería Iquitos y al no tener atención decidieron alzar su voz de protesta la mañana de ayer en la ciudad de Iquitos.
A través de un comunicado la Municipalidad Distrital de Punchana expresó su respaldo a los manifestantes, indicando que se suman en la denuncia a platear ante el OEFA y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Loreto (FEMA Loreto) para que realicen una investigación sumaria y se determine la existencia de contaminación de las aguas producidas por el rebalse de combustible.
También respaldaron el pedido de los manifestantes de incluir al distrito de Punchana en el fondo del Fideicomiso indígenas con la finalidad de promover desarrollo en sus comunidades a través de proyectos que puedan favorecer la comunicación, servicios básicos, educación y salud.
De acuerdo con la oficina de comunicaciones del OEFA, realizaron una supervisión en la zona presuntamente afectada, en la que no evidenciaron indicios de derrame, incluso tomaron muestras de agua superficial y suelo.
Finalmente, Petroperú comunicó que, el pasado 14 de mayo; Petroperú envió a personal especializado a la denominada quebrada Ramírez, aledaña a la Refinería Iquitos, en respuesta a un supuesto derrame de crudo, según denunció un morador de la zona, a través de sus redes sociales. En el lugar no se halló hidrocarburo y mucho menos la presencia de peces muertos, como aseveraba la denuncia.
El 15 de mayo, tanto la Fiscalía de Prevención del Delito, así como representantes del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), visitaron la zona sin encontrar evidencias del hecho. Asimismo, el 17 de mayo, el OEFA inspeccionó el lugar, donde tomó muestras para ser evaluadas. La conclusión, tras los análisis, fue categórica: no se observó la presencia de hidrocarburos en la quebrada Ramírez.
Petroperú ratificó su firme compromiso con las poblaciones aledañas a sus operaciones y el cuidado del ambiente, por lo que invoca a la población a no dejarse sorprender por este tipo de denuncias que no se ajustan a la verdad. (K. Rodriguez)