Priorizar lo básico

En la región Loreto tenemos muchas necesidades partiendo desde lo básico en cuanto al agua apta para el consumo humano, desagüe, una planta de tratamiento de las aguas contaminadas para que llegue limpia al río, energía solar (luz), conectividad, internet veloz, y por consiguiente salud y educación de calidad.
Son las actuales necesidades básicas que identificamos con las particularidades que la tecnología actual nos presenta, para economizar y ser más eficientes. Pero, se priorizan solo en el papel y los proyectos salen en la medida de los reclamos de las comunidades, pueblos y ciudades del país.
En realidad, hay tal desorden. Así lo percibimos. Caso contrario con tantos miles de millones que ha generado en ganancia la actividad petrolera en el país, no tuviéramos comunidades indígenas muriéndose de sed o afectando su salud, debido que no les queda otra opción que utilizar el agua que tienen al alcance, así esté contaminada con crudo de petróleo.
No estamos hablando de contaminación desde hace un año, estamos hablando de quebradas y cuencas de los ríos afectadas desde hace más de 30 años. Ha pasado todo ese tiempo para escuchar a las autoridades decir que no solo en Loreto, en los indígenas de las cinco y cuatro cuencas hay contaminación.
Algo así, como que no se quejen porque hay otros pueblos, igual o peor que ustedes. La verdad que sentimos la impotencia que quizás sienten los dirigentes y las autoridades comunales cuando van en busca de la aprobación de sus proyectos de agua apta para el consumo humano. Y suena a algo así también, como que como no es mi problema directo, bueno, esperen pues.
Es obvio que el Estado a través de sus autoridades de turno está consciente de que en el país tenemos varios lugares donde los compatriotas pueden estar contaminados y que sus vidas corren serio peligro. Entonces, porque no se elabora un Plan de Intervención para identificarlos y aplicar un tratamiento acorde al resultado de cada uno de ellos.
Es más, lo dicen. Los problemas de contaminación están por Madre de Dios, Cusco, Loreto, y otros. Sí, ahí están y el sector Salud los mira de reojo. Esto se podría catalogar como ineficiencia en el cumplimiento de sus funciones. Y lo corrobora una empresa privada que sacó las muestras de sangre de algunos habitantes de la zona contaminada y los resultados confirmaron que se encuentra contaminados. No lo hizo el sector público (Salud). ¿Lo hará algún día?
Con esa actitud de los gobernantes, no podemos hablar de priorización. Se muestra muy dispersa. Es que hay proyectos, pero no hay presupuestos. Priorizan lo que no es básico. Si se centraran en priorizar la economía en lo básico, y si la austeridad monetaria estatal se dirigiría también a invertir en lo básico, seguro que estaremos sentando bases reales para el desarrollo. Caso contrario seguiremos siendo víctimas de la demagogia de las autoridades.

Comments are closed.