• Petronila Manguinuri Tello, pide reconsideración por beca educativa.
  • “Nos han dicho que mejor nos hagamos de comunidad nativa porque comunidad mestiza no tenemos prioridad”.

 

Una madre de familia de la zona rural del Bajo Amazonas de nombre Petronila Manguinuri Tello, expresó su desconcierto porque muchos jóvenes de comunidades campesinas no logran conseguir un cupo en la lista de carreras de estudios superiores que ofrece Beca 18.
“No hay apoyo para los estudiantes de secundaria de la zona rural que quieren lograr una beca de estudios. Nos han dicho que tenemos que esperar, pero ya son tres años que mis dos hijos han estudiado fuerte y no han conseguido una beca”, dice Petronila entre triste y enojada.
“Hay muchos jóvenes frustrados que no llegan a tener una beca de estudios desde el 2016. De mis dos sobrinos es un caso que no nos explicamos, tuvieron puntaje de 91 y 92, les dijeron que sus documentos están en espera, ya han pasado tres años también y nada”.
Detalló que se trata de los jóvenes egresados de educación secundaria Pedro y Santiago Manguinuri Valles, quienes obtuvieron notas altas para que puedan ingresar, según la lógica de esta humilde madre de familia.
“Parece que hay que tener apoyo, así he escuchado, no basta la nota. Después nos han dicho que mejor nos hagamos de comunidad nativa porque comunidad mestiza no tenemos prioridad. Es que los nativos tienen mayor apoyo, eso no puede ser”, manifiesta la señora Manguinuri.
“Todos somos seres humanos y los jóvenes tienen necesidad de estudiar y nosotros no tenemos recursos, entonces ellos se quedan decepcionados. Todos mestizos y nativos tienen igual derecho, esperamos que nos tengan en cuenta porque esa beca es para los pobres”, finaliza una madre que sabe que los estudios garantizan un mejor futuro.
(Diana López M.)