Niña de 14 y niño de 11 años serían maltratados por abuela

La jefa de la DEMUNA de Maynas, Evelyn Mattos Guzmán.

-Denunciaron los vecinos.

-Les queman sus ropitas y no les sirven alimentos. La madre vive en Cajamarca y del padre no se sabe nada. 

Un caso como muchos no revelados tomó nota ayer la Defensoría del Niño y del Adolescente – DEMUNA, de la municipalidad provincial de Maynas y que requiere una pronta intervención previa coordinación con las instancias competentes como la Fiscalía de Familia.

La jefa de la DEMUNA de Maynas,  Evelyn Mattos Guzmán.
La jefa de la DEMUNA de Maynas, Evelyn Mattos Guzmán.

Por razones de derechos de los niños y adolescentes en estos temas de violencia no revelaremos ningún dato que podría alertar a los agresores o que llevaría a la identificación de los menores de edad, a fin de proteger su integridad emocional y evitar sobre exponerlos en el medio.

Ya bastante sufrimiento tienen como para que se sumen las miradas indiscretas y muy pocas veces con intenciones de ayudar a paliar el grave problema que afronta un buen número de familias iquiteñas.

Sobre este caso, la jefa de la DEMUNA de Maynas, Evelyn Mattos Guzmán, narró que los dos menores «una adolescente de 14 años y un menor de 11 años que conviven con la abuela materna porque la madre vive en Cajamarca y el padre es no habido, están desprotegidos». Los menores no cuentan con documento de identidad.

«El tema es que nosotros recibimos la denuncia sobre esta violación de derechos de la adolescente y del niño, en este caso conocemos que estos menores son constantemente víctimas de maltrato y a la par también no son atendidos en forma normal respecto a su alimentación».

«Muchas veces no comen y si quieren comer, tienen que ir a cuidar motos o hacer otras actividades. Inclusive se habla de una bisabuela que está postrada en cama y el niño de 11 años que tiene que salir a cuidar motos, para que pueda alimentarla».

«Hemos coordinado con la fiscalía de Familia ya que consideramos fuera de lo que están siendo víctimas de maltrato, también se encuentran en un estado de abandono moral y físico. Les queman sus ropitas y el niño de 11 años ya tiene una conducta violenta como consecuencia de los maltratos a lo que es sometido constantemente».

Son los vecinos quienes han denunciado este lamentable y triste caso, para poder intervenir «hoy (ayer) hemos recibido la denuncia e inmediatamente nos hemos comunicado con la fiscalía de Familia, estamos en la investigación preliminar para poder accionar legalmente», dijo Mattos Guzmán. (DL)