Familiares dependientes

La vida no sabemos cómo nos tratará en la mediana o avanzada edad, si gozaremos de una buena salud y nos desempeñaremos así de forma libre, o tal contraigamos alguna enfermedad que nos vuelva personas dependientes del cuidado de otra.
Para muchas personas o pacientes en esa condición su vida ha dado un enorme vuelco y a los males físicos, se agregan los altibajos psicológicos que se busca que sean lo menos traumáticos posibles, y se cumpla con una deseada calidad de vida.
Es una tarea nada fácil, y no hay un lugar donde se prepare a las personas sean parientes o no, para cuidar o acompañar a familiares dependientes. Es un aprendizaje en la práctica que requiere mucha paciencia, amor y técnicas de manejo del cuerpo de la persona dependiente cuando tenga un nivel de invalidez.
¿Cuántas personas en Iquitos, en Loreto, o en el país se dedican en gran parte de sus tiempos a estos cuidados? Es un registro con el que no se cuenta todavía, pero se debería tener y ver mecanismos de atenciones a estos grupos humanos de ciudadanos plenos, para el mejor desempeño de esa función de carácter social.
Y en el país se estaría dando un paso importante en ese sentido con lo sucedido en la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso de la República que aprobó, por unanimidad, otorgar beneficios a los integrantes del grupo familiar que brinda atenciones a familiares dependientes.
La iniciativa legislativa consigna que el objetivo es reconocer a los integrantes del grupo familiar que brinda atenciones a familiares dependientes y promueven el bienestar, calidad de vida y desarrollo integral a los miembros de sus familias, garantizándoles los beneficios y el acceso a los ajustes razonables tanto en el ámbito público como en el privado, en cumplimiento de la promoción a la institución familiar reconocida constitucionalmente.
La propuesta prevé la elaboración de un Registro Nacional de Personas que Brindan Atención Dentro del Entorno Familiar, que estará a cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), el cual debe contener toda la información que permita acreditar la existencia de integrantes del grupo familiar que realizan de manera efectiva la actividad de atención de familiares en situación de dependencia.