Escolares y personal educativo del colegio Rosa Agustina, estuvieron contentos en el primer día de clases

  • Obra tiene espacio suficiente para más o menos 3,000 alumnos.

La obra ha quedado muy aceptable por donde se le mire. Ojalá y los trabajos de construcción hayan sido de los mejores y luego no haya reclamos. Dejando de lado por un momento todo lo ocurrido con la anterior empresa y las investigaciones que se siguen por presunta corrupción, se podría decir que valió la pena la espera.
Ayer se observó el rostro de los escolares, los docentes, administrativos, todos ellos con alegría y diríamos que hasta con orgullo, de moverse por las diversas zonas del nuevo colegio “Rosa Agustina”.
Que de ellos dependa mantener en buenas condiciones su institución educativa, incluso que empleen bien el presupuesto de mejoramiento que el gobierno les da todos los años. Pues hay otros colegios emblemáticos que ya merecen un pintado de fachada, de paredes internas, pero no lo hacen.

Adela Mesía, directora del colegio Rosa Agustina, nos deja ingresar para recorrer el espacio escolar en su totalidad. Por todo lado se ve bien la obra, en su inicio. Nos cuenta que tiene capacidad para 3 mil alumnos, pero que por ahora cuentan con 2,700 en los dos turnos, mañana y tarde. Por las noches acuden los alumnos del CEBA.
“Contamos con 150 maestros para primaria y secundaria. Lo que sí nos hace falta es personal administrativo y de vigilancia. Personal de limpieza, los baños han aumentado, los pisos también y tenemos a pocas personas, además ya son mayores de edad. Es imposible que pueda atender por todos lados.
En cuanto a vigilancia también nos faltan, no hay que olvidar que ahora contamos con salones que contienen instrumentos de música, laboratorio, computadoras, etc. Entonces tenemos que tener mayor vigilancia. Ya hemos pedido más recurso humano y la Ugel/Maynas, nos ha ofrecido” habló la directora.
Se pudo ingresar al salón de música, ahí estaba el profesor Abel Córdova, con un grupo de estudiantes quienes observaban la cantidad de instrumentos que el gobierno regional les ha entregado para que aprendan el arte de la música. El docente de la Escuela de Música de Iquitos, se mostró emocionado por lo que ahora les podrá enseñar a los alumnos.