Cocina del hospital regional sin alimentos frescos para dietas de los pacientes

  • Jamás ha debido ocurrir ese descuido por parte de los funcionarios de dicho nosocomio.

Imperdonable. Así de simple y doloroso. No es posible que al día de ayer los pacientes hayan estado consumiendo alimentos para su recuperación, sin las proteínas necesarias que mandan los médicos en las dietas diarias.
El área de logística y administración deben conocer que esa área es una de las partes más vulnerables, más urgentes y prioritarias en su atención.
Puesto que se trata de los alimentos para las personas que luego de haber sido atendidas quirúrgicamente o pierden energías luego de haber alumbrado a niños. No es posible qué frente a cualquier otra necesidad, no hayan priorizado el pago a los proveedores de alimentos frescos.
La cocina estaba “pelada” de esos alimentos. La despensa igual. El menú ayer fue un aguadito de atún portola y para tomar, un vaso de shivé y gelatina. Nada de pollo o carnes, menos frutas.
En el espacio de la cocina, solo había una adulta mayor, que nadie sabe qué cargo ocupa, pero al parecer es alguien que informa quien entra o sale de los ambientes. Se indignó al ver que tomábamos fotos de las marmitas donde preparan los alimentos en ese hospital regional que es absolutamente público.
“Por eso siempre la han sacado de acá” dijo la adulta mayor e ingresó corriendo a una oficina. Malcriada. Y seguiremos yendo cuántas veces sea necesario a comprobar la alimentación de los pacientes, así nos saquen mil veces de ese establecimiento público.
Se trata de la vida y la salud de las personas más humildes de Loreto. ¿O acaso porque se trata de ellos hay que dejarlos de hambre, con la salud débil debido a una pésima alimentación hospitalaria? ¿Acaso no existe un presupuesto para que les den buena alimentación a las personas que están ahí por una u otra razón? ¿Dónde está ese presupuesto, en qué lo han gastado?
Imperdonable. El gobernador regional Dr. René Chávez, que ha laborado en ese nosocomio y conoce de cerca su realidad, ya debe escuchar la voz de los trabajadores asistenciales y administrativos, quienes claman desde hace meses por el cambio del director del hospital Carlos Tello Ramírez y sus funcionarios. (Luz Marina Herrera Lama).