Ciudadanía responsable

En esta época más que nunca es importante asumir nuestra ciudadanía con responsabilidad y también con el compromiso de actuar sin esperar solo del Estado, porque podemos hacerlo y debemos hacerlo como, por ejemplo, la solidaridad que debe continuar a favor de quienes menos tienen sin esperar que coloquen una bandera blanca de extrema necesidad.
El tema es que nos necesitamos todos, además, de alguna u otra forma, porque vivimos en comunidad, pero no la ejercemos en aspectos fundamentales que le deben dar sentido a nuestras vidas como el compartir, el dar desde lo poco o mucho que podamos tener materialmente.
Por supuesto que las palabras de aliento, la motivación verbal, el desearnos lo mejor, el bendecirnos, el mandarnos abrazos y besos virtuales, los mejores deseos a través de la línea del celular, son los actos de empatía y sincera valoración de nuestra humanidad que ayudan a fortalecer nuestras defensas naturales.
Y cómo también podemos demostrar que somos ciudadanos y ciudadanas de calidad es, cumpliendo con lo que por el bien comunitario las autoridades decretan. Eso lo podemos demostrar haciendo lo que el último documento del gobierno nacional nos lo indica estableciendo las medidas de la nueva convivencia social.
Tenemos que a partir del 1 de julio pasaremos del aislamiento social obligatorio (cuarentena) al distanciamiento social obligatorio a nivel nacional, con excepción de las regiones de Arequipa, Ancash, Ica, Junín, Huánuco, San Martín y Madre de Dios.
El toque de queda será a partir de las 10 de la noche hasta las 4 de la madrugada, con excepción de las regiones que ya mencionamos en las cuales iniciará a las 8 de la noche y culminará también 4 de la madrugada. Asimismo, se levanta la inmovilización social obligatoria de los días domingos.
Entre otras medidas las clases en colegios, universidades e institutos serán no presenciales hasta fin de año, así como quedan suspendidos los desfiles, fiestas patronales, actividades civiles y religiosas, así como cualquier tipo de reunión o evento social, político y cultural. Y se mantiene el cierre total de fronteras, salvo por razones humanitarias. Mientras el estado de emergencia se amplió hasta el 31 de julio. Su cumplimiento determinará que nivel de ciudadanos responsables somos.