«Ya se van los 40 millones de soles y no se ha mejorado la salud de las comunidades del río Corrientes»

Juan Ramos, coordinador de la confederación de nacionalidades amazónicas del Perú.

-Opinó coordinador de la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú

-Calificó de muy crítico y triste todo lo acontecido a través de Pepisco.

Así habló Juan Ramos de la federación mencionada, quien cuenta con bases afiliadas en el Marañón, Tigre, Nanay, agregando que recién ahora Feconaco les daba la razón en cuanto a los gastos registrados a través de Pepisco.

Juan Ramos, coordinador de la confederación de nacionalidades amazónicas del Perú.
Juan Ramos, coordinador de la confederación de nacionalidades amazónicas del Perú.

«Se firmaron convenios entre Aidesep, Diresa y Pepisco con la Universidad de Humea para que hagan estudios toxicológicos y no se ha visto los últimos resultados, sin embargo se gastó  más de un millón de soles. Se han construido de manera desproporcionada postas médicas en el Corrientes ¿y cuándo se acabe el proyecto de la Pluspetrol quién los va a mantener? Las construcciones las dieron a empresas comunales de los mismos indígenas a un grupo allegado al Directorio de Pepisco y eso es algo incoherente. El directorio solo decide y gasta lo que es de todo un pueblo.

En el 2009 compraron una camioneta gasolinera para usar como ambulancia en Dorissa, eso fue una cachetada a la pobreza. Ese carro ahora está en Iquitos y sirve de movilidad de Diresa y Pepisco, también se adquirió motores y deslizadores en cantidad desmesurada, refrigeradoras. Lo más  descabellado ha sido el manejo dado a los viáticos, gastan en una cantidad increíble de viajes a Lima, de eso tiene conocimiento Andrés Sandi.

También está  el gasto hecho en  los 23 estudiantes de técnicos en enfermería intercultural que hasta ahora el Ministerio de Educación ha aprobado su carrera y se han gastado ahí 2 millones 300 mil soles. Han terminado sus estudios y no tienen título, o sea, primero se pusieron el zapato y luego se quieren poner la media. Además el proyecto estuvo sobrevalorado por lo que junto al ex presidente de Fepibac, Robinson Sandi, se puso una denuncia ante el Ministerio Público. Hubo pagos exorbitantes sin resultados.

Lo crítico y triste es que con todos esos millones no ha mejorado la salud en los pobladores del Corrientes por el contrario ha empeorado, además los índices de desnutrición también se han disparado, la contaminación igual. ¿Cuándo acabe el proyecto quién va a financiar todo lo creado, quién le dará la sostenibilidad en el tiempo?

Se ha construido el Hospital 1.4 en Villa Trompeteros, el expediente técnico estuvo a cargo del gobierno regional, el financiamiento de la Plus… cerca de 3 millones 600 mil soles y la empresa que ejecutó fue la de Estuardo Vásquez Talavera, que la hizo muy mal. Materiales  de pésima calidad, la dejó inconclusa, no pagaba a los trabajadores, hizo muchos problemas por la «criollada» de coger más dinero, ese Estuardo Vásquez Talavera es un mal constructor. Ese hospital ahora no sirve a la comunidad.

Y finalmente podemos decir que lo peor es que Pepisco compró equipos médicos por comprar no más, no contó con el informe de médicos o especialistas que saben de adquisiciones de equipos para que un hospital pueda prestar un buen servicio a su comunidad. Se van 40 millones y no hay nada concreto, eso es muy lamentable», opinó Ramos.