*Era de esperarse, puesto que les recortaron presupuesto suplementario para los pagos de diciembre.

Hace un tiempo el gobernador de Loreto envió el oficio 540-2018 a Carlos Martín Reyes Lescano, jefe de la unidad de planificación y presupuesto del ministerio de educación, pidiendo una demanda adicional del presupuesto del periodo fiscal 2018 para cubrir el déficit de pagos por encargaturas y otros.

La demanda planteada era para “socorrer” económicamente a las diversas unidades ejecutoras de educación en la región. Se sustentó sobre los déficits presupuestarios para cubrir esos pagos según el análisis efectuado. Sobre el tema se entrevistó a la dirigente del sector en Contamana, Lucila Alvarado, quien se mostró muy indignada porque le recortaron más de un millón a esa unidad ejecutora.

“Hay un descontento total en Contamana, por eso estamos tomando medidas radicales. Se supone que para la unidad ejecutora del sector educación de esta provincia se había planificado un monto de 5´130,421 soles. Total, nos damos con la sorpresa que aprobaron el presupuesto para pagos de 4´078,673 soles, que no alcanza para la planilla de pagos.

Nos quitan a nosotros y a otros más bien les han aumentado. En nuestro caso nos arrebataron ese monto para darle a la Ugel de Ramón Castilla, algo que ni siquiera estaba contemplado. Y así les han aumentado a otras provincias perjudicándonos a nosotros. También le disminuyeron a Requena.

Ahora se presenta acá un tremendo problema en el sector educación porque solo los nombrados tendremos pagos y los contratados no. Habrá un caos social, se los aseguro, ya que no habrá para pagos de convenios y menos para los proveedores, van a ir contra nosotros y la entidad.

Los trabajadores no nos vamos a quedar por ese abuso cometido por el gobernador, acá habrá acciones fuertes al habernos recortado lo que por justicia nos correspondía”, adelantó Lucila. Lo que en efecto vienen cumpliendo, ya que desde ayer el local de la Ugel fue “tomado”.