Se registra primer caso de tentativa de feminicidio del 2019

  • Iracundo sujeto agredió salvajemente a su mujer

 

Cegado por los celos, un iracundo sujeto no tuvo reparo de agredir salvajemente a su conviviente mientras celebraban la llegada del año 2019. El presunto agresor, quien fue identificado como Wilson Salazar Chanchari (35), se ensañó contra la madre de sus hijos y sin reparo alguno le agredió con golpes de puños y patadas en diferentes partes del cuerpo, por el simple hecho de haber recibido un vaso de cerveza de parte de un vecino que había llegado a la vivienda a compartir la fiesta de año nuevo.
Esto no fue del agrado del sujeto, quien empezó a recriminar la supuesta mala actitud de la mujer. Fue ahí que empezó la discusión con agresión física incluida. La mujer identificada como Analí Paredes Manuyama (27), no se quedó con los brazos cruzados y respondió la agresión de su marido. Cogió un fierro y le golpeó en la cara, provocándole un corte en la nariz de su agresor.
Fue entonces que el energúmeno hombre al ver la sangre que salía de sus fosas nasales, cogió una paleta de madera de batir arroz y le golpeó a su mujer, provocándole corte en el labio, rotura de varios dientes y un corte en la cabeza. Fueron los familiares de la madre de familia que auxiliaron a la agraviada. Minutos después de haberse calmado las cosas, ambas personas se quedaron dormidas (porque estaban bajo los efectos del alcohol), con el rostro y cuerpo ensangrentados. Los vecinos llamaron a la policía pero no llegaron al lugar. Lamentablemente la mujer no presentó la denuncia del caso y todo esto quedó una vez más para las estadísticas. El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle 13 de Enero, en el asentamiento humano “Vida Nueva”, altura de km 03 de la carretera Iquitos-Nauta.
EL DATO
La agraviada sostuvo que es víctima de agresión por parte de su pareja desde hace 10 años y nunca lo denunció por temor a represalias. (C. Ampuero)

Comments are closed.