-Delincuentes huyeron dejando armas, laboratorios y droga en frontera con Brasil

A balazos la Policía Nacional hizo correr a cuatro narcotraficantes que se dedicaban a elaborar pasta básica de cocaína en la comunidad “28 de Julio”, que está ubicada en la localidad del Yavarí, en la provincia loretana de Ramón Castilla.

Los efectivos de la División de Operaciones Especiales Antidrogas incursionaron en la selva el pasado 29 de abril, ya que por informaciones de inteligencia tomaron conocimiento que en la zona había modernos laboratorios, pozas de maceración y hectáreas de coca.

Es así que iniciaron operaciones de interdicción fluvial y terrestre, al mando de Coronel Luis Cruzado Eulogio. La emboscada se produjo a la altura de la quebrada de Sacambú, a las 2:30 de la tarde. Los delincuentes atacaron a la PNP cuando notaron su presencia.

Al verse en inferioridad numérica y de armamento, los narcos huyeron con rumbo desconocido abandonando en el camino una pistola Taurus, una escopeta de caza y varios cartuchos de los calibres 20, 16 y 9 milímetros.

Asimismo, dejaron balanzas romanas, una motobomba de agua y un motor peque peque. No hubo muertos ni heridos.

La Policía fue tras sus pasos y en el camino encontró una vivienda rústica donde los traficantes de droga descansaban luego de la faena. Ahí encontraron víveres, ropa, carne de monte y diversos productos fiscalizados como 1320 litros de kerosene, 250 kilos de óxido de calcio y 25 kilos de soda cáustica.

En el mismo lugar se halló una instalación de procesamiento de droga conteniendo hojas de coca en proceso de maceración y una mochila verde militar que tenía en su interior 17.400 kilogramos de pasta básica de cocaína.

En las inmediaciones de la choza, se ubicó un total de diez hectáreas de sembrío de coca, las cuales fueron erradicadas parcialmente.

También realizaron operativo en comunidad “San Sebastián”

Antes de tiroteo con los narcotraficantes, la Policía de la DIRANDRO de las jurisdicciones de Iquitos, Islandia, Santa Rosa y Chimbote, luego de caminar durante tres horas ingresaron a la comunidad de “San Sebastián”, donde encontraron 12 hectáreas de coca, una poza de maceración y una poza de decantación.

Asimismo, los efectivos antidrogas hallaron un campamento rústico donde había insumos y productos fiscalizados como 160 litros de kerosene, 40 kilogramos de cal colombiana, 37 kilos de óxido de calcio, 3 kilos de soda cáustica y 3 litros de ácido muriático. Todo se destruyó y quemó. (MC).