• Inspectoría de la PNP hace meses que investiga y no brinda resultados.
  • Sería oportuno que el nuevo general se interese en el caso y pueda dar mayor información.
  • Extranjera intervenida incluso dijo que oro incautado era para el exgeneral de la PNP.

Grave denuncia interpuesta contra varios suboficiales de la policía nacional que el año 2020 incautaron cerca de 1,500 galones de combustible a la minería ilegal centrada en la cuenca del río Nanay; sin que éstos galones luego hayan sido puestos a disposición de la fiscalía especializada en medio ambiente, como manda la Ley.
Simplemente se evaporaron. Entre los involucrados denunciados ante inspectoría de la PNP y fiscalía anticorrupción de funcionarios se encuentran: Juan Carlos Matos Clausi, Segundo de la Cruz Diosa, Jorge Ramos Aricari, Chistopher Saavedra Iconema.
Así como Jhony Carbajal Mori, jefe del departamento de protección del medio ambiente de la policía, quien debió tener más celo en torno a lo incautado exigiendo que los subalternos se ciñan a los procedimientos de su institución cuando se hacían incautaciones.
Todos ellos laboraron el año pasado en el Puesto de Control y Vigilancia de Yarana/ río Nanay, precisamente cuando se dio la desaparición del combustible una vez incautado a los ilegales que sacan oro del río Nanay. Sin embargo, hasta donde se ha podido conocer, los implicados en la grave investigación ni siquiera habrían sido rotados de sus puestos.
Este medio de comunicación buscó al jefe de disciplina o inspectoría de la PNP Coronel Julio Eduardo Gonzales Valqui, pero no se obtuvo mayor información puesto que dijo que estaba totalmente prohibido de hablar ya que toda investigación era reservada.
Al insistir y decir que ya han transcurrido muchos meses sin resultados, expresó que vería de qué se hablaba exactamente ya que tenía “muchas investigaciones” en su haber. Un tema tan delicado ya que se trata de la lucha contra la minería ilegal que contamina de mercurio y otros componentes la principal cuenca Nanay de donde se capta agua para luego ser distribuida a los loretanos; el alto oficial no la tiene en primera línea de investigación.
Hace poco se dio cuenta de la denuncia interpuesta por el ciudadano Nick Puertas Ayate, a quien la policía le quitó 44 galones de combustible que llevaba a donar a una comunidad por su aniversario. Cuando fue a recoger el hidrocarburo el policía Matos Clausi, le expresó que la habían entregado a la fiscalía especializada en medio ambiente.
Cuando Puertas fue a la fiscalía de medio ambiente, se llevó la sorpresa que a la fiscalía nunca le habían entregado el combustible. Ahora el policía Matos, por lo escuchado en un audio grabado, anda desesperado solicitando encontrarse con Puertas, a fin de pagarle el combustible y así regularizar con documento la entrega. Hecho que Puertas no ha aceptado.
Además, existen informes del SERNANP firmados por Guardaparques, en donde dan a conocer que existió entre los meses de julio y agosto 2020 la incautación de mil (1,000) galones de combustible en el puesto de vigilancia “Yarana” por parte de los efectivos de la DEPMA PNP. (Existiendo fotos de los bidones incautados).
Existiendo otro informe suscrito por el policía Soria Bocanegra, quien puntualiza que el SO PNP Figueroa Rojas, habría intervenido 55 galones de combustible en marzo 2020. Lo que se contradice con los informes de Richard Carbajal Mori y Niels Figueroa Rojas, en el cual informan a su comando Mario Villacorta Ruiz, que entre el 16 al 31 de marzo de 2020 realizaron actividad de control y vigilancia en el puesto de Yarana, pero no informaron sobre el combustible encontrado y señalado en el informe anterior.
Existiendo otro informe de Sernanp en que da cuenta del reporte 003-2020 del 1 de setiembre de 2020, sobre las acciones del personal de esa institución y la policía, siendo que ahí la policía incautó 300 galones de combustible, que luego no se ha conocido de su paradero.
Sernanp no se ve involucrado puesto que no es su labor retener y custodiar lo incautado. La policía sí, siendo que luego los sub oficiales no dieron a conocer a la fiscalía especializada en medio ambiente. ¿Dónde fue a parar ese combustible? Puesto que en el informe que hace Sernanp, se lee claramente que el combustible fue trasladado a Iquitos por parte de los efectivos policiales.
Un asunto delicado sin duda y que viene retardándose mucho en el departamento de inspectoría de la policía de Iquitos. Lo que crea naturales suspicacias, mucho más cuando en uno de los informes clasificados se lee:
“En puesto de control de Yarana, se ha logrado registrar a todas las embarcaciones que han pasado por el puesto de vigilancia, lográndose conocer materiales, combustibles y otros insumos que son esenciales para el desarrollo de la actividad de tala y minería camuflada bajo la modalidad de insumo de uso personal y para el consumo del generador de la comunidad.
En el Alto Nanay también se tuvo conocimiento de la circulación de la persona Jessica Moncada Laurino, alias “La Veneca”, que lleva mercaderías (cajas y six pack de cerveza, ron, cigarros, insumos básicos de primera necesidad) para hacer cambio por gramo de oro equivalente a 120 soles y mujeres para su presunto contrato de servicio (prostitución) quien se transporta muchas veces en movilidad alquilada (bote) o en expreso (ponguero el aguajito o el Margarita Company).
Esta misma persona aduce que el oro que compra es para el general PNP CHONG CAMPANA, esto se pudo constatar cuando hubo un altercado entre los efectivos policiales Ramos y Saavedra, quien fue culpado de haberse quedado con 5 gramos de oro que ella tenía en su bolso cuando fue registrada con todas sus pertenencias y la embarcación en la que viaja con rumbo a Iquitos. El sub oficial Saavedra negó tal acusación”.
TERRIBLE situación que se viene registrando en la cuenca del Nanay, por eso quizá es que ahora no avisan a los policías cuando hacen operativos de envergadura para deshacerse de las dragas que contaminan la cuenca, fuente de agua de la que todos los que vivimos en Iquitos, consumimos.
Unos cuantos malos policías no pueden dañar la imagen de la PNP que muchas veces se juega la vida por defender a la sociedad. Señor general usted tiene la última palabra.
(Luz Marina Herrera Lama).

Artículo anteriorLa Cámara de Comercio Industria y Turismo de Loreto suscribe importantes convenios de cooperación con entidades regionales
Artículo siguienteMejora de condiciones educativas en la comunidad de San Miguel