• Fueron intervenidos y trasladados hasta el Depincri para fines de identificación


Tras el asesinato del empresario argentino Sergio Fontanella, la Policía Nacional del Perú realizó el plan cerco inmediatamente.
Fue de esta manera que lograron intervenir a dos personas, quienes se encontraban por la escena del crimen en actitud sospechosa.
Estos dos jóvenes no pusieron resistencia y fueron intervenidos por las fuerzas del orden. De inmediato fueron subidos a un patrullero y trasladados hasta el departamento de investigación criminal de la Policía Nacional de Perú, con fines de identificación.
Hasta el cierre de este informe, se tuvo conocimiento que los detectives estarían visualizando las cámaras de vigilancia, qué hay por la zona y que habría dentro de restaurante, para dar con los autores materiales de este hecho criminal.
Hasta el momento la policía estaría manejando algunas hipótesis, entre ellas, un presunto ajuste de cuentas. Este hecho criminal que ocurrió minutos después que terminó el partido entre Perú y Australia, viene siendo investigado por personal del Depincri. (C. Ampuero)

Artículo anteriorRetomando viada
Artículo siguienteJuzgado otorgó tenencia de menor a madre tras determinar prevalencia de vínculo afectivo y sentimiento de pertenencia