-Explica director adjunto del HAI, Luis Valdivia, sobre campaña de cirugía gratuita de labio leporino y paladar hendido

-Señala que anualmente en Loreto 40 a 50 niños nacen con este mal congénito

El labio leporino o  fisura labial es el defecto congénito que consiste en una hendidura o separación en el labio superior. El labio leporino se origina por fusión incompleta de los procesos maxilar y nasomedial del embrión y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes (aproximadamente, constituye el 15% de las malformaciones congénitas). Se presenta, frecuentemente, acompañado de paladar hendido.

Se estima que algunos factores ambientales (algunos fármacos, drogas, falta de vitaminas, etc.) pueden reaccionar con ciertos genes específicos e interferir así en el proceso normal del cierre del paladar y del desarrollo normal del labio superior.

El Hospital Iquitos en una alianza estratégica con las asociaciones civiles Q’orito y Lazos de Bendición, iniciaron desde  el primero de este mes la campaña de cirugías gratuitas de labio leporino y paladar hendido, con la cual busca beneficiarse a más de 40 personas entre niños, adolecentes y adultos, así lo dio a conocer el director adjunto del mencionado nosocomio, Luis Valdivia.

“Todos los años siguen naciendo de 40 a 50 niños en Loreto con problemas de labio leporino y paladar hendido.  Es por eso que se insiste en desarrollar estas campañas porque con eso podemos brindar a los niños y jóvenes  que no solo mejoren su aspecto estético, sino  también su aspecto funcional y del habla, con las operaciones primero se trata de mejorar la parte externa, después interna del paladar y finalmente el aparato de fonación, esto es importante para la personas no solo verse bien, sino sentirse bien”.

Precisa que en la región existen muchos padres que esconden a sus hijos, “Incluso hasta cuando son adultos los esconde, muchas veces para que no sean vistos como un ser deforme o defectuoso, sin embargo tienen la oportunidad que con esta campaña revertirlo todo y devolver a su hijo primero una mejor autoestima y calidad de vida”

“Se sigue desarrollando la inscripción para que los padres registren a sus hijos y pasen la evaluación para determinar si pasan a la operación o no. El hospital se ha unido estratégicamente con la organización civil Q’orito, quienes nos están dotando de los médicos cirujanos todos ellos de buen nivel profesional, con la asociación civil Lazos de Bendición que es la que pone el material para las cirugías  y nosotros como hospital la infraestructura, como es la sala de operaciones, de recuperación”.

Agregó que, “La evaluación consiste en varias etapas, pues puede haber pacientes que ya han sido operados una vez o en varias ocasiones, entonces se debe evaluar para ver si necesitan una segunda o tercera operación, eso de acuerdo a la prioridad”. (MIPR)