Escribe: Luis Alfonso Pinedo Piña
luisalfonsopinedo1962@gmail.com

 

Un punto clave en el desenlace de la huelga nacional indefinida del año pasado fue el tema de la Evaluación de Desempeño Docente (EDD), con las famosas y cuestionadas Rúbricas. Esta evaluación, a diferencia de las otras tres que contempla la Ley de Reforma Magisterial, es obligatoria y… ¿punitiva? Pude ver, a través de diferentes medios, las informaciones tendenciosas que se difundieron por parte de los opositores a esta evaluación. El Ministerio de Educación, por su lado, se ha cerrado en su posición de aplicar la misma y no modificar sus rúbricas, con el sustento que tienen “todo lo necesario” y se adecúan a cualquier tipo de escuela, escenario y característica de estudiantes en y con los cuales el docente va a interactuar al momento de ser evaluado en su aula.
En algunas regiones, a consecuencia de la presión de los maestros, se presentaron algunos problemas. En Moquegua, por ejemplo, el Consejo Regional aprobó una Ordenanza Regional postergando dicha evaluación acusando al Ministerio de Educación de no validar los instrumentos de observación de aula. En el Cusco, el Consejo Regional aprobó otra Ordenanza Regional suspendiendo esta evaluación hasta que los docentes sean capacitados por el Ministerio de Educación. Como contraparte, el MINEDU denunció a los integrantes de este Consejo por usurpación de funciones y por considerar que la Norma que reglamentaba dicha evaluación era de competencia nacional.
Pero… ¿Qué es realmente la Evaluación de Desempeño Docente? Según la percepción del MINEDU, la Evaluación del Desempeño Docente es una evaluación que busca contribuir con la formación de los profesores y profesoras de la Carrera Pública Magisterial, ayudándolos a identificar espacios de mejora en aspectos cruciales de su labor. Su implementación es progresiva empezando el año 2017 con los docentes del Nivel Inicial de Educación Básica Regular que están ubicados en las escalas magisteriales 3, 4, 5 y 6 de la Carrera Pública Magisterial.
¿Qué instrumentos se utiliza para evaluar a los docentes? El primer instrumento que se usa es la “Rúbrica de Observación de Aula”, que evalúa el desenvolvimiento del docente con sus estudiantes en el aula y solo equivale al 50% del puntaje total que obtiene el docente. El segundo instrumento es la “Pauta de Observación de la Gestión y los Materiales”, que evalúa la seguridad, limpieza, bienestar, accesibilidad y organización para favorecer el desarrollo y el aprendizaje de los estudiantes. El tercero es la “Encuesta a Familias”, que evalúa si el docente se comunica en forma satisfactoria con las familias y finalmente, el cuarto instrumento que es la “Pauta de Valoración de la Responsabilidad y Compromiso del Docente”, que evalúa si el docente cumple con responsabilidad su horario de trabajo y planifica el proceso de enseñanza aprendizaje y el compromiso del docente con la comunidad.
Con mucha anticipación, el MINEDU ha venido capacitando y certificando a muchos observadores que, en la actualidad, tienen un amplio manejo de las Rúbricas y de los otros instrumentos. Para la evaluación, la visita es programada previamente en una fecha conocida por el docente. La sesión observada dura 60 minutos y en ella se observan en el caso de inicial I ciclo cinco desempeños y a partir del II ciclo, seis desempeños, en base a niveles de logro del 1 al 4. El puntaje se obtiene del promedio simple de los cinco o seis desempeños evaluados. Para aprobar se requiere un puntaje mínimo de 2.6 en todo el instrumento. Si el docente no aprueba la primera observación de aula, tiene una segunda oportunidad de ser observado.
Desde mi experiencia de formador de maestros, he venido aplicando las Rúbricas de Observación de Aula durante dos años, en docentes de instituciones educativas unidocentes y multigrados que están ubicadas en contextos rurales. En esta experiencia fructífera de interrelación con nuestros maestros, he podido experimentar sus niveles de crecimiento en los seis desempeños en los cuales van a ser evaluados nuestros docentes en el presente año. Ello, nos permitió descubrir las fortalezas y los puntos críticos en sus desempeños, desde una mirada reflexiva crítica.
Un punto crítico en el desempeño de la mayoría de docentes se evidencia en la Rúbrica tres “Promueve el razonamiento, la creatividad y el pensamiento crítico”. Para los docentes, resulta complicado aún, planificar y ejecutar actividades o interacciones en las que hay una elaboración o desarrollo sostenido y progresivo de ideas y como consecuencia de ello, los estudiantes identifiquen, expliquen sus formas de pensar o sus acciones, comparar o contrastar ideas, argumentar una postura, tomar decisiones, resolver problemas novedosos, desarrollar un producto original, hacer predicciones, conjeturas o hipótesis, apropiarse de manera personal u original del conocimiento, etc. durante la sesión.
Por otra parte, no estaría mal que el MINEDU acoja la sugerencia de muchos expertos que manifiestan que, las Rúbricas deberían contextualizarse, teniendo en cuenta la edad y las características de los estudiantes, la característica del aula, la ubicación geográfica de la institución educativa, etc. Asimismo, aparte de haber sido capacitado y certificado por el MINEDU, el observador de aula debería hacer práctica de aplicación de las Rúbricas y los otros instrumentos con maestros por un periodo determinado para garantizar su correcta aplicación.
El año pasado, aproximadamente seis mil docentes del nivel inicial, ubicados entre las escalas 3 a 6 fueron evaluados, logrando aprobar el 99,7% de ellos. En la región Tacna, el 100% logró pasar la prueba sin mayor problema. Esto evidencia, al parecer, una flexibilización de los criterios por parte de los observadores o simplemente una preocupación constante por mejorar en el cumplimiento de las responsabilidades y el mejoramiento de los desempeños de los docentes que aprobaron esta evaluación y que demostraron en la práctica que no es tan punitiva como la acusan.