Jardín “Mi Chozita” es una choza abandonada

  • Desde el año pasado el gobierno regional entregó la buena pro a 4 millones 304 mil soles.
  • Encima empresario Kevin Derteano Alván, habría entregado documentos irreales del residente de obra.

Frente a la zona baja de Belén se encuentra el poblado de San Francisco, donde se ubica un jardincito a las orillas del río Itaya cuya infraestructura tenía que ser renovada, por lo que tuvo la suerte que al ingreso de la nueva gestión regional su proyecto fuera elegido para una pronta ejecución de la obra.
Ganó la Buena pro el consorcio “Mi Chozita” a un monto de 4 millones 304 mil soles. En dicho consorcio está inmersa la empresa Construckdert SAC con su representante legal Mario Kevin Derteano Alván. Sabiendo que la creciente en Iquitos arranca en el mes de noviembre, compraron materiales de construcción e instalaron algunos fierros, ahora oxidados y convertidos en un tremendo riesgo a la salud de los pobladores de ese caserío, como señaló Carlos Machacuri.
“Pensábamos que con el nuevo gobierno regional las cosas iban a cambiar para bien, pero lo que ocurre con el jardín de nuestros hijos es algo pésimo. El año pasado a un mes que empiece la creciente, trajeron algunos materiales y los colocaron ahí, incluso arena, ahora se ha perdido mucha arena y los fierros están oxidados, cualquiera se puede herir, salir lastimados con ellos.
Hago un llamado para que se reinicien los trabajos en el jardín, hace meses ya está seco el terreno y no avanzan. Quizá estén esperando la creciente del mes de noviembre y la obra recién la van a terminar en el 2021” apuntó el morador de San Francisco.
En efecto el Agua tapó los fierros, los montículos de arena y todo lo que habían adquirido. La empresa de Derteano Alván, es de la región y el gerente general sabe perfectamente que, en noviembre, diciembre llegaba la creciente, pero aun así para cobrar el adelanto llevó algunos materiales, ahora la zona está convertida en un cementerio de fierros oxidados.
Con la pandemia, todo quedó paralizado. Desde el mes de julio en que empezó a moverse la economía en Loreto, bien pudieron reactivar la obra, pero no se hace nada. Está como una choza abandonada, olvidada.
Al respecto el Ing. Raúl Flores, del área de infraestructura del gobierno regional, menciona que la obra no ha empezado porque falta entregar la resolución covid para que cumplan con el protocolo de bioseguridad y, además, porque el terreno estaba muy frágil, pero que dentro de poco el constructor debe empezar a trabajar.
Una respuesta dudosa porque en realidad lo que se conoce es que la obra no puede empezar porque el mismo empresario Kevin Derteano Alván, ha pedido el cambio de su residente de obra y para ello propuso como residente al Ing. Francisco Elías Da Silva, adjuntando documentos como constancia de trabajo, y otro que acreditaría la experiencia de Elías Da Silva, que no se ajustarían a la verdad.
Uno de los certificados está suscrito por Mario Kevin Derteano Alván, (el empresario ganador de la obra “Mi Chozita”) en su condición de gerente general de la empresa Construckdert Sac, indicando que el ingeniero Francisco Miguel Elías, había trabajado como residente de la obra de educación primaria IEP 601593 del centro poblado “Nuevo Triunfo” de la cuenca del río corrientes/Trompeteros, desde el 22 de diciembre de 2017 hasta el 08 de julio de 2018.
-Otro certificado del mes de noviembre por el cual se deja constancia que el Ing. Francisco Elías Da Silva, había trabajado como residente de obra en la ejecución del mejoramiento del colegio 601661 Las Malvinas y 6010246 de la comunidad Fray Pedro en la cuenca del río Yavarí/Yaquerana Requena, desde el 22 de 12 de 2017 al 8 de julio 2018.
SERIA TOTALMENTE FALSO.
Por lo que el gerente de infraestructura del gobierno regional Edi Ruiz, ha enviado un documento al constructor Kevin Derteano, indicando que los referidos documentos conforme a la información pública que se encuentra en INFOBRAS, NO guardan concordancia con la realidad toda vez que el ingeniero Francisco Elías da Silva, NO habría participado como Ing. Residente de obra en ninguna de las dos obras antes señaladas.
Es decir, el empresario Kevin Derteano, ha vulnerado el principio de veracidad e integridad, a quien le solicitan haga los descargos correspondientes en forma documentada que acredite que el ingeniero, sí habría participado como residente de obra en las obras señaladas.
Mientras tanto, ahí siguen los pobladores de San Francisco, con los niños que no cuentan con su jardincito, teniendo que apretarse en una vivienda para seguir el programa “APRENDO EN CASA”. Gracias a Rosa Grandez, una madre de familia que sin ser profesora ella les brinda espacio, televisor y materiales en su humilde vivienda para que los niños aprendan algo.
“Yo no soy profesora, pero me da pena que los más chiquitos no tengan donde estudiar, su jardín no ha sido construido todavía. Además, sus padres no cuentan con recursos para tener un celular, por lo que yo hago que ellos sigan su aprendizaje en mi televisor y de mi propio celular luego les mando a sus profesoras” dijo la señora Grandez.
Triste realidad de las zonas precarias a las que muchos gobernantes y pésimos empresarios agarran de pretexto para llenarse rápidamente los bolsillos con sus necesidades más álgidas.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email