UNAP y clínica Ana Sthal firmaron convenio de cooperación institucional

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana -UNAP, mediante su Facultad de Industrias Alimentarias -FIA, firmó un convenio de cooperación institucional con la Clínica Ana Stahl mediante el cual se posibilitará las prácticas pre profesionales de estudiantes de los últimos niveles de la especialidad de Bromatología y Nutrición Humana.

La firma del convenio se realizó el jueves último en el auditorio de la Clínica ubicado en la Avenida La Marina 285, donde estuvieron presentes autoridades de ambas instituciones. Por Ana Stahl estuvieron el gerente general Nelson Ponce Melgarejo y la directora Milka Bráñez; por la UNAP el decano de la FIA Róger Ruiz Paredes y el catedrático Genaro Rafael Cardeña Peña. Diferentes medios de comunicación también se dieron cita al acto que generó gran expectativa.

Son dos las estudiantes que estarán iniciando sus prácticas este lunes 20 de agosto por un periodo de 4 meses; luego el número se irá incrementando acorde a los resultados obtenidos.

El gerente Nelson Ponce resaltó la firma de este convenio que fortalecerá los conocimientos de los futuros profesionales de la UNAP, pues ellos trabajarán con profesionales altamente calificados con los que cuenta la Clínica. Dijo además que están evaluando la posibilidad que más estudiantes universitarios de otras especialidades puedan hacer sus prácticas en esta reconocida institución privada.

Por su parte, el decano de la FIA Róger Ruiz, manifestó que las estudiantes podrán poner en práctica lo aprendido en las aulas y además adquirirán nuevos conocimientos en cuanto a alimentación de pacientes se refiere.

Cabe señalar que la especialidad de Bromatología y Nutrición humana estudia los nutrientes y otras sustancias alimenticias, y la forma en que el cuerpo las asimila. Es posible tener una idea aproximada de los complejos procesos que los nutrientes experimentan dentro del cuerpo: Cómo se influyen, cómo se descomponen para liberarse en forma de energía y cómo son transportados y utilizados para reconstruir infinidad de tejidos especializados y mantener el estado general de salud del individuo.

Es preciso tomar decisiones importantes con respecto a la nutrición que incidan en la salud de grupos tales como niños y ancianos, y de poblaciones enteras que sufren de malnutrición.

Los nutrientes se clasifican en cinco grupos principales: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. Estos grupos comprenden un total aproximado de entre 45 y 50 sustancias que los científicos consideran esenciales para mantener la salud y un crecimiento normal. Aparte del agua y el oxígeno, incluyen también unos ocho aminoácidos constituyentes de las proteínas, cuatro vitaminas liposolubles y diez hidrosolubles, unos diez minerales y tres electrólitos. Aunque los hidratos de carbono son una fuente de energía, no se consideran esenciales, ya que para este fin se pueden transformar proteínas. (UNAP)