Tras protesta, obreros y empresa china llegan a acuerdos

-El lunes ingresarán más trabajadores a la planta de tratamiento

Se les acabó la paciencia. Los obreros de Construcción Civil y los pobladores de Nuevo Versalles realizaron una bulliciosa protesta contra la empresa china Water & Electric, porque hasta la fecha no se inicia oficialmente la obra de la planta de tratamiento.

La masa se concentró en la plaza Grau de Punchana, mientras que otro grupo vino del sector norte. La marcha hasta el hotel Anaconda fue pacífica y bien resguardada por la policía. Esta vez no hubo ataques a los militantes de Juan Cardama.

«Vamos a ver qué explicaciones nos da la empresa china porque se supone que la obra debió iniciarse el 16 de agosto. Aparte, también nos hemos enterado que están trayendo gente de otras provincias cuando acá hay mano de obra suficiente y capaz», afirmó Manuel Coronado.

«Chinos, carajo, queremos trabajo». Este fue el grito que toda la gente exclamó durante la jornada de lucha. Sólo los dirigentes Manuel Abanto, Manuel Coronado y Martín Reátegui, entre otros representantes, ingresaron al hotel.

Luego de varias horas de conversación, los funcionarios de W & E y la comitiva llegaron a un sano acuerdo: el lunes ingresará un buen número de trabajadores a la obra y además se contratará a más «paleteras» para que brinden seguridad en la vía de acceso.

Asimismo, los chinos explicaron que los trabajos no se han iniciado dentro del plazo fijado porque el paro de cocaleros de Ucayali ha provocado el retraso de los vehículos que traen los materiales.

A la salida de la reunión, Manuel Coronado aseveró que si la empresa china no cumple con lo ofrecido se verán obligados a paralizar la obra. «Hay más de mil personas que están esperando un trabajo, esto ya no depende del gobierno regional, sino de ellos», manifestó. (MC)