Nativos mantienen cerrada estación petrolera en Loreto

  • Siguen a la espera del Presidente Pedro Castillo para que llegue a esta estación y escuche sus demandas


Las rondas campesinas con escopetas en mano y miembros de las comunidades nativas Awajun siguen en pie de lucha y ya van 19 días que se encuentran dentro de las instalaciones de la Estación 5 del oleoducto norperuano.
Un equipo de el diario “La Región” llegó hasta este lugar y tuvo que tardar 2 días en llegar. Para poder ingresar a esta zona se tiene que llegar hasta la localidad de Saramiriza, en el distrito del Manseriche, provincia del Datem del Marañón, región Loreto, vía fluvial o aérea.
Una hora aproximadamente tardará trasladarse desde esta localidad a través de una carretera accidentada hasta la Estación 5.
Los líderes indígenas vienen exigiendo la presencia del presidente de la república Pedro Castillo en este lugar.
“Nosotros estamos acá 18 días de la movilización, por lo tanto exigimos de carácter urgente al profesor Pedro Castillo, Presidente de la República, al profesor Elisban Ochoa, Presidente Regional, que vengan a la estación cinco de carácter urgente para poder solucionar nuestro petitorio. Todas las actividades petroleras están paralizadas mientras que no haya solución en todo el Perú no va a salir ni un líquido de petróleo desde la Amazonía. Estamos esperando de carácter urgente a las autoridades. Asimismo la lucha es institucionalizada, no es personalizada, por lo tanto invitamos a las organizaciones regionales como CORPI, ORPIO, CONAP y AIDESEP, para que ellos también estén en la mesa técnica. Esperamos en la brevedad posible la llegada del profesor Pedro Castillo”, precisó Tito Tuyasa, representante de la federación nativa río apaga – FENARA
Hay una hoja de ruta que las federaciones han entregado al ejecutivo y esperan que esto se concrete
“La hoja de ruta y ya se ha presentado al presidente Pedro castillo, a la presidencia del consejo de ministros y al ministro de energía y minas como corresponde. La hoja de ruta en términos de tres agentes principales cómo son: algunos proyectos de inversiones inmediatos, el plan de vida post petróleo, referido a lo que es el fideicomiso indígena, pero también tenemos la agenda hidrocarburos que es un tema muy álgido, muy fuerte, con respecto a la discusión y a la renegociación de los contratos petroleros, en todos los lotes petroleros, mientras tanto las poblaciones se encuentran movilizados en todo el circuito petrolero. La agenda ya se presentó, se ha hecho una predisposición técnica con el ministro de energía y minas, esperamos que en estos días se pueda desplazar acá la estación 5 para hacer un primer encuentro con los pueblos”, sostuvo Jose Fachin, asesor principal del circuito petrolero Loreto.
La hoja de ruta qué entregaron al ejecutivo es la siguiente:
-Aprobación de paquete de proyectos para circuito petrolero a través de D.U.
-Impulso a la aprobación del Decreto de Urgencia de Fideicomiso Indígena para financiamiento del Plan de Cierre de Brechas.
-Creación de un Fondo de Adelanto Social para el circuito petrolero.
-Creación de una Comisión de la Verdad y Justicia sobre la influencia e impacto de 50 años de Industria Petrolera
-Garantías de Rentabilidad Social de la producción Petrolera en Loreto y derecho al beneficios de las comunidades.
-Democratización de los Programas productivos y Especiales de Desarrollo Integral existentes en Loreto
-Impulso a la aprobación de Ley Modificación de la ley de distribución de Canon Petrolero (24300)
SEGUIRÁN ESPERANDO AL PRESIDENTE CASTILLO
Los protestantes esperan que en estos días el ejecutivo se pueda desplazar hasta el lugar donde se registra este conflicto social.
La paralización de este lote petrolero en la región Loreto, también viene afectando de sobremanera al caserío “Félix Flores”, ubicado a menos de 200 metros de la instalación petrolera. No cuentan con los servicios básicos debido al paro amazónico que ya lleva 21 días de lucha.
Además de la estación 5, los lotes 192, 95, 67 y 8 también se encuentran en pie de lucha en esta parte del amazonía.
(C. Ampuero)