Mayores tienen que hacer colas por horas y luego caminar mucho

  • Pero bancos siguen abriendo tarde sus puertas.

Y realmente observar ello en las calles infestadas de gente desesperada por cobrar el bono para hacer compras de alimentos, es hasta cierto grado, doloroso.
Adultos mayores que son levantados muy temprano para ser llevados a las colas de los diversos bancos, en su mayoría entidades financieras privadas, quienes tienen que ser fuertes y aguantar el dolor de piernas y todo; hasta que por fin ingresen y puedan cobrar.
La pandemia no reconoce atención preferencial, todos pelean por llegar rápido a ventanilla y poder cobrar. ¿Cuántos adultos mayores pueden contagiarse del virus en las colas? Muchos.
Es por ello que los bancos, quienes son los que dirigen su política de atención, en un acto humano, deberían decidir ya, que las agencias abran más temprano y atiendan por más horas a los ciudadanos beneficiados. Triste panorama el visto en Iquitos gracias a los grandes bancos.
De otro lado, por la zona de Belén, se vio a mucha gente rodeando el principal mercado para poder adquirir productos alimenticios. En las calles adyacentes, el movimiento lo hacen las motos y los cuidadores de vehículos que aprovechan para contar con algún ingreso a fin de esquivar y aliviar la crisis por el enemigo invisible.