“Hay que apuntar a una mejor calidad de vida a través de la salud y educación”

– Expresó el experimentado director de FORMABIAP, Néver Tuesta
– Mencionó en el marco de presentación del importante proyecto «El Petróleo en la Selva». DSC00836
La actividad se desarrolló el último sábado, a la misma acudieron profesionales de mucho nivel en todo lo que concierne a la problemática de la educación intercultural bilingüe.  El proyecto se elaboró entre los años 2012-2014 en comunidades e instituciones educativas de la cuenca del río Corrientes, cuya exposición a la contaminación se viene registrando desde hace más de 40 años. Sobre el tema se entrevistó al director de Formabiap, Néver Tuesta.
¿Formabiap ha logrado despegar o aún hace falta más apoyo?
-Hay mucho entusiasmo, muchas ganas de trabajar, de cambiar la educación en la zona. En ese sentido los miembros de Fomabiap siguen con mucho ánimo de trabajar. Lamentablemente que en este aspecto, no solo se necesita del entusiasmo o de unas ganas grandes, sino de un acompañamiento  financiero que hasta ahora ha venido aportando la cooperación internacional, mas últimamente estas organizaciones se retiran porque según ellos el Perú ya es parte de un desarrollo.
Pienso que en el tema bilingüe el acercamiento del gobierno hacia las organizaciones nativas, es un buen paso, un buen inicio que debe ir de la mano con el problema de la educación. Hay que priorizar la salud y la educación. Se habla mucho del medio ambiente, de la conservación natural, de no depredar, pero si no empezamos un trabajo desde los niños, pienso que no avanzaremos  mucho», precisó Tuesta.
El Informe Defensorial respecto a la salud de los nativos es desgarrador ¿qué opina?
-Es verdad la salud y educación de ellos está pésima. No creo que sea solo un problema del profesor, sino a nivel de todo el sistema, del aparato del Estado que no logra un engranaje para que esto funcione. Hay mucha despreocupación por parte de los funcionarios a fin que se mejore la calidad de la salud y educación de los pueblos indígenas, hacia ahí hay que apuntar. Lo que se plantea acá es que el desarrollo tenga en cuenta a la persona humana en su integridad, sentirnos felices en armonía con el medio ambiente y otros aspectos.