Frontera Energy se niega a limpiar la totalidad de sitios impactados por derrames de petróleo

  • Frontera Energy se retiró del Lote 192 hace más de tres años sin un Plan de Abandono aprobado y dejando un rastro de más de 100 derrames de petróleo producidos en sus 5 años como empresa operadora.

En los últimos días, una alerta fue presentada ante la OEFA por la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes (FECONACOR), solicitando la presencia de la entidad para supervisar las acciones de limpieza de Frontera Energy en los sitios impactados por derrames de petróleo durante su tiempo de operación en el Lote 192.
La empresa petrolera se retiró del lote en febrero de 2021, sin un Plan de Abandono aprobado y ahora se niega a cumplir con sus obligaciones de limpieza integral, especialmente en dos comunidades: Nueva Jerusalén y Antioquía.
Frontera no solo inició tarde las acciones de limpieza en la comunidad de Nueva Jerusalén, cuatro años después de haber ocurrido la emergencia, tampoco quiere hacerse cargo más allá de los 2200 metros que señala, a pesar de haberse demostrado que el área afectada es mayor y aún puede verse el crudo en la quebrada.
Por otro lado, en la comunidad de Antioquía, con una extensión dañada de 23 metros de ancho por 63 metros de largo, solo se limpiará el suelo a 50 cm de profundidad, aun cuando la evidencia visual demuestra la presencia de hidrocarburos a una mayor profundidad.
En reiteradas oportunidades, frente a la innegable presencia del petróleo, la comunidad y autoridades han exigido a Frontera la actualización de las áreas impactadas, obteniendo un rotundo no, que continúa alimentando el daño a la vida y a la salud del territorio y de quiénes lo habitan.
Frontera Energy abandono e irresponsabilidad
Actualmente, el Ministerio de Energía y Minas continúa evaluando la aprobación del Plan de Abandono de Frontera Energy, que tiene graves deficiencias al no considerar 40 zonas impactadas, no realiza evaluaciones ni caracterizaciones adecuadas y carece de planes de reforestación y acciones de atención a los pueblos afectados.
OEFA y OSINERGMIN han evaluado que al menos 213,639 m2 de territorio amazónico ha sido impactado por sus derrames de petróleo, generando consecuencias irreparables.
(C. Ampuero/PUINAMUDT)