Ex administrador de la municipalidad de Sapuena da su versión de los hechos

-Menciona que respecto al caso de la construcción de la posta médica él no está involucrado

-Hoy trabaja por Junín y se arrepiente de haber laborado al lado del alcalde y regidores de Sapuena.

El ex administrador Javier Belloda Sipan, aclara su participación como funcionario en la municipalidad distrital de Sapuena de donde se retiró el año pasado en el mes de junio. Asegura que no está inmerso en la mencionada denuncia de la posta médica, sino en otro caso por pago de viáticos que el alcalde y regidores disponían pagar. Además, confiesa que está sumamente arrepentido de haber trabajado en la gestión del alcalde -hoy- denunciado Mario Pacaya Pizango.

«Yo estuve como administrador municipal hasta el 10 de junio de 2011, me sacaron porque el alcalde y los regidores tenían otra forma de ver las cosas y de cómo administrar los fondos del Estado. Yo salí molesto con ellos. En cuanto a la obra de la Posta de Bagazán que menciona el diario, el dinero estaba destinado en el banco pero eso lo empezaron a ejecutar a partir de julio de 2011 fecha en que yo ya no estaba laborando en ese municipio.

Luego yo revisé los procesos que han hecho ellos, donde yo ya no intervine porque ya no estaba en esa gestión, era otra administración y en la nota me nombran solo a mí y no al administrador que ingresó de apellido Sias Pacaya, que es familiar del alcalde, eso también deben averiguar. Todo eso al parecer ya estaba planeado y ha sido un descaro lo que han hecho ahí. Primeramente esa obra era por administración por contrata y la intensión fue siempre lanzarlo a toda costa por administración directa y luego lo han cambiado en el sistema.

Entonces si hacen una obra por administración directa cómo van a contratar a una empresa para que ponga la mano de obra y todo, si la municipalidad convoca por administración directa es porque sí tiene los recursos, pero en este caso no ha sido así. Hicieron un proceso que ustedes  tendrían que revisarlo porque terminaron contratando a una empresa.

En realidad a ese municipio lo quieren manejar a su antojo y la Ley de Municipalidades le otorga al alcalde la facultad de sacar y meter al administrador que le parezca. Los que no obedecen órdenes o que imponen su criterio, sencillamente son sacados o mejor deciden no trabajar optando por retirarse y eso pasó conmigo. Me convocan en enero y al final tuve que salir, me arrepiento tremendamente de haber aceptado  porque como administrador al final aparezco como responsable.

Reitero yo no estoy en el caso de la posta, sí en el caso de los viáticos que los regidores ordenaron o dispusieron para cobrar pero estoy asistiendo a hacer mis deslindes ante el Ministerio Público» expresó el ex administrador.