Elegirán comité para administrar fondos entregados por Gran Tierra Energy

– Pobladores del distrito de PuinahuaP1000074
René Manuyama (Corresponsal en Requena).– Debido a que el alcalde del distrito de Puinahua, Robinson Hidalgo Arbildo, estaría dando malos manejos a los fondos entregados por la compañía petrolera Gran Tierra Energy, pobladores del lugar, mediante voto popular, elegirán un comité que será el encargado de administrar los recursos de doscientos mil nuevos soles que esta compañía entrega al pueblo.
De esta manera, la Municipalidad de Puinahua ya no recibiría los fondos por concepto de renta de los terrenos  en esa zona donde está ubicada  la base petrolera, puesto que el comité tendrá la responsabilidad de manejar los recursos que da la empresa para invertir en el bienestar y desarrollo de los pueblos puinahuinos.
Dirigentes comunales manifiestan que cuando exigieron rendiciones de cuentas, en qué se gastó la plata, el alcalde Robinson Hidalgo les respondió que la primera entrega de los doscientos mil soles los puso en un  Banco a fin de ganar intereses y haya más dinero para realizar la obra del agua y alcantarillado en la comunidad de Huacrachiro; sin embargo, en el rendimiento de cuentas realizado el 15 de mayo del  2013, el alcalde informó que los doscientos mil soles se los había robado uno de sus funcionarios.
En cuanto a la segunda entrega, no obstante a que el pueblo de Bretaña pidió se le haga el mejoramiento del agua potable; dejando de lado este acuerdo, sorpresivamente el alcalde dijo que mejor se haga un local comunal  y se compre nuevas computadoras  para reemplazar a las que fueron robadas. Es más, en un principio se dijo que, para ahorrar el dinero, la obra debía ejecutarse por administración directa y sin licitación. El dirigente Pablo Navarro dijo en una oportunidad que se les había informado que la obra costaría ciento sesenta mil soles; sin embargo, en la rendición de cuentas sustentaron que el proyecto costó 275 mil 500 soles.
Ahora, en cuanto al tercer desembolso de doscientos mil soles, dirigentes y pobladores desconocen en qué se ha invertido. Debido a estos antecedentes, los pobladores de diferentes anexos dejando a un lado el color político y otras opciones, deciden  formar el comité que administrará los recursos que, probablemente, la empresa Gran Tierra está conforme porque la decisión emana del pueblo.