• Joven paciente David Ruíz Ruíz.
  • Su enamorada falleció en el grave accidente ocurrido en el 2013 y exige justicia a favor de su recuperación.
  • Aunque su invalidez será de por vida, requiere de urgente fisioterapia ordenada por el Dr. Rebatta Zuzunaga.FOTO David Ruíz

Fue un accidente desgarrador ocurrido en la esquina de Samanez Ocampo con Napo el 6 de setiembre de 2013. Desde esa fecha, para David Martín Ruíz Ruíz, entonces de 21 años de edad, inició un proceso de recuperación médica que le ha salvado la vida, pero su tratamiento debe ser permanente porque se ha quedado en un nivel de discapacidad. Su enamorada junto a quien se accidentó, Ligia Esther Panaifo Lovera, encontró muerte casi instantánea.

La familia de David Ruíz tuvo que afrontar una cruda realidad, que la empresa aseguradora no le cubría todos los gastos y actualmente se encuentran en esa lucha de que sean reconocidos cerca de 20 mil soles que ocasionó su recuperación hasta estos días. «A la Aseguradora  El Pacífico le hicimos llegar una solicitud de reembolso y estamos en esa espera», dice el joven.

Tras el accidente con un camión de gaseosa de Distribuidora Selva Oriente S.A.C. (aún en investigación fiscal en la 7ª Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Maynas), David Ruíz pasó de la pesadilla de su vida a tener que afrontar la lentitud de la justicia en lo penal y civil, de un caso que estremeció a la ciudad y que afectó también a los testigos del grave accidente.

Es el caso de la testigo Susana Cárdenas Macedo, 58 años, con DNI 05413459, quien tuvo la desventura de ver pasar y sobrepasar al camión por el cuerpo de la joven Ligia por tres veces (murió) y una vez por el cuerpo de David Ruíz, el sobreviviente. «El camión venía de frente con apariencia de seguir adelante, estando el camión muy al lado izquierdo de la pista, pero dobló hacia su derecha, cerrando y chocando a la moto» donde estaban los dos jóvenes. «Me quedé con nervios».

También Tito Chávez Rivadeneyra, 37 años, con DNI 42855345, tuvo la desdicha de ver agonizar a Ligia, pero le queda de consuelo que hizo el gran esfuerzo de ayudar. «Escuché el grito de una dama y al ver el carro de Coca Cola que se voltea hacia mi puerta cerré para que el vidrio no caiga en mi cara. Al lograr salir vi al joven tendido en la pista gritando que ayuden a la señorita que estaba tirada a diez metros de distancia. La llevé al hospital».

El testigo Chávez, relata un escenario que produce cierto escalofrío, cuando regresó del hospital «encontré al chofer (Óscar Ruíz del Águila) que causó el accidente hablando por celular y sus cargadores recogiendo los vidrios. Cuando llegó el fiscal no estaban los vidrios, estaba limpia la pista». Y dice también «al rato del accidente en ningún momento el chofer prestó ayuda a los agraviados y solo se dispuso a recoger los vidrios que cayeron al piso».

Este testimonio refuta la versión del chofer cuando habría dicho que levantó a la señorita fallecida y la puso en motocarro para llevarla al hospital. «Eso es mentira, la llevó el señor Tito Chávez, y él regresa del hospital al lugar del accidente con un policía», declara David Ruíz, a quien le toca el destino de armarse de coraje para seguir en un proceso (primero fiscal) en busca de justicia.

En paralelo tiene que ver por su recuperación en su estado de salud. «Se me adormece la pierna y me cuesta levantarme», nos dice sereno gracias a la confianza que tiene en que una fuerza divina hará que los hechos se esclarezcan y que se tengan que asumir las culpas que hubiera, en este hecho que le ha cambiado la existencia por siempre.

El informe médico de David Ruíz, elaborado por el cirujano ortopédico y traumatólogo Marco Rebatta Zuzunaga, tiene como diagnóstico final: Fractura de pelvis con inestabilidad vertical y rotacional tipo C2 (Tile) y APCI (Young Borguess). Si bien la evolución es favorable en relación a la consolidación ósea. Requiere FISIOTERAPIA URGENTE, en centro especializado, para mejorar rango articular de ambas caderas para prevenir rigidez articular y/o artrosis postraumática de las mismas. También requiere mejorar masa y fuerza muscular de miembros inferiores y evaluación por Urología y Psicología.

Esa es la razón mayor por la que David Ruíz, con documentos en mano busca que se haga justicia en el reembolso de lo gastado y que no reconocería la aseguradora, así como se llegue a hacer justicia por los daños y perjuicios. Sin embargo, el tiempo apremia y es urgente que pueda acceder a un tratamiento especializado. (D.López)