Puente Nanay en manos de empresas inmersas en el investigado “Club de la Construcción”

  • Con esos antecedentes negativos de las constructoras, difícilmente se podrá tener esperanza en que concluyan la millonaria obra.
  • En estos instantes avance en cuanto a levantamiento de soporte, ha sido “tragado” en gran proporción por aguas del río Nanay.
  • Reducido avance de obra ya cuenta con un gasto de más de 100 millones de soles.

“Quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Es un dicho muy dicho en el ámbito popular, que tiene una connotación, por lo general, negativa frente a un acontecimiento. El utópico desarrollo sostenido de Loreto, no tiene cuando llegar para bien de todas las personas que habitan este espacio verde y ubérrimo.
Siempre ha sido la despensa del país y un mal presagio hace creer que lo seguirá siendo por varios lustros más. A no ser que las nuevas generaciones tomen profundamente conciencia social para actuar y exterminar ese halo de tragedia y corrupción impune, que parece haber caído sobre la hermosa (por su naturaleza) Amazonía del Perú.
La historia de Loreto, reseña que muchos se enriquecieron con el caucho, muchos indígenas murieron en manos de empresarios crueles quienes vinieron a sacar esa materia prima. Posteriormente, “descubrieron” el oro negro (petróleo) hidrocarburo que hasta la fecha siguen explotando y ganando millones de dólares para el país. Para los loretanos un mísero canon y para los hijos de la zona de influencia petrolera, solo migajas. Muchos ya han muerto por contaminación y lo que es peor, hasta la fecha siguen muriendo ante los ojos de todos.
Crueles explotaciones que enriquecen a unos cuantos. Otra forma de sacar dinero de esta despensa llamada Loreto, son las construcciones volátiles, las posteriormente llamadas “elefantes blancos”, las que demandan un presupuesto millonario y que en el transcurrir del tiempo no sirvieron “ni a Dios, ni al diablo”.
“Quien no conoce su historia está condenado a repetirla”, reiteramos. Y es que la reciente historia de Loreto, muestra “pergaminos” manchados de corrupción en proyectos millonarios que al final se han quedado truncos. Mercado Modelo, alcantarillado, estudios del tren Iquitos/Yurimaguas, mejoramiento del agua potable, energía eléctrica, créditos agrarios, etc. etc.
Por lo que ahora es bueno identificar a quiénes están detrás de los CONSORCIOS que han sido favorecidos con Buenas Pro millonarias, para ejecutar obras en la región Loreto. Hace unos días se dio a conocer que los Estudios para la carretera Iquitos-Saramiriza, por 38 millones de soles, han caído en manos de empresas ligadas a la “vaca lechera” y corrupta de Odebrecht.

PUENTE NANAY SANTO TOMÁS…
Hoy queremos profundizar un poco más en quién ganó la Buena Pro para la construcción del I Tramo de la carretera Bellavista Santo Tomás, empezando por el puente Nanay (extensión de 437 metros), que según dicen contará con tubos traídos desde Turquía. Igual como cuando trajeron tubos para el Estadio desde Talara.
El acto público de entrega la Buena Pro lo realizó el Ministerio de Transportes y Comunicaciones a través de Provías Nacional, entregando la misma al Consorcio Puentes de Loreto para la construcción del tramo (I) antes mencionado. La ejecución de la obra en sí (si llega a concluirse) tiene un costo de 584 millones 793 mil 411 soles. La supervisión de la construcción fue considerada en 28 millones 528 mil 747 soles. Longitud de 2.3 km.

CONSORCIO PUENTES DE LORETO…
Está conformado por la empresa MOTA-ENGIL PERÚ S.A. – COSAPI S.AS. INCOT SAC. CONTRATISTAS GENERALES y MOTA Engil Engenharia e Construcao S.A. Sucursal Perú. Se señala que la obra beneficiará el desarrollo social y económico de 121 mil personas.
Según RUC 20602463029 Consorcio Puentes de Loreto, se formó el 18 de setiembre de 2017. Tan solo el año pasado, gobierno de PPK. Dirección Av. República de Colombia 791 (al costado del colegio Alfonso Ugarte-paseo de la República) Lima. Los representantes legales son: María Elena Hernández Pastor, Jorge Armando Iturrizaga Santos, Carlos Alberto Mego Calderón, Ana Emilia Ochoa Carrasco y el extranjero Ricardo Manuel Da Costa Camelo, todos figuran como apoderados.

EMPRESAS APARECEN EN EL INVESTIGADO “CLUB DE LA CONSTRUCCIÓN” …
Acá ya no se puede salir a declarar y decir que son empresas que figuran con un aporte nimio en el Consorcio (como dicen de la Alpha Consult en los Estudios de la carretera Iquitos-Saramiriza, absolutamente vinculada a Odebrecht), en el puente la situación incluso se muestra más grave, puesto que ya se viene ejecutando la obra a cargo del mencionado consorcio al que a la fecha, le han desembolsado más de 100 millones de soles (de los 584 millones de soles) y el avance físico es bajo.
Son empresas que ya están siendo investigadas en la vía interminable de investigaciones que sigue el ministerio público y el poder judicial, cuyo punto de origen nace con el señalamiento a la monstrua brasileña Odebrecht. Los componentes del Consorcio Puentes de Loreto, están inmersos en el Club de la Construcción, tal como lo señalan una serie de medios de comunicación de alcance nacional. En este caso específico miremos lo que dice “El Comercio”.
“El denominado “club de la construcción” operó en el Perú desde el 2011 hasta el 2014, durante el gobierno de Ollanta Humala. En este caso, la fiscalía anticorrupción investiga la presunta concertación ilícita de empresas constructoras para repartirse obras adjudicadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, acciones que habría incluido el pago de coimas.
Según reveló la Unidad de Investigación de El Comercio, el “Club de la Construcción” estuvo conformado por tres componentes específicos, con roles distribuidos.
De acuerdo al Ministerio Público, el primer componente estuvo integrado por empresas privadas: “Obrainsa, Málaga, COSAPI, GYM, ICCGSA, JOHE SA, Grupo Plaza, Constructora San Marín, OAS, Andrade Gutiérrez, MOTA-ENGIL, Queiroz Galvao y HyH Casa”, las que acordaban “entre ellas cuál sería la empresa que sería beneficiada en la buena pro, realizando una pre-relación”. Éstas habrían acordado “pagar el 2,92% de la obra que era adjudicada”, puntualiza la nota.
En cuanto a Mota Engil, tiene como responsable de su área comercial a Graciela Zeppilli del Mar, quien aparece en la lista del “Club de la Construcción”. Según la fiscalía, este grupo la integran las más importantes constructoras que trabajaban en el Perú. Entre el 2011 y 2014 habrían constituido el club para beneficiarse, vía acuerdos ilegales y licitaciones fraudulentas, de contratos de obras públicas. La fiscalía remarca el hecho que entre las constructoras acordaban cuál sería la beneficiada de la “buena pro” convocada por PRO-VÍAS Nacional, una entidad del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Los mismos que les han entregado la buena pro al CONSORCIO PUENTES DE LORETO.
Y para colmo de males las empresas Mota Engil y Cosapi, unidas en “Consorcio Vial Valle Sagrado” (2017) fueron multadas con 3 UIT por arrojar residuos sólidos en el cauce natural de la Quebrada Chilcani en marzo 2017.
¿Qué hay del tercero INCOT SAC? Según el congresista César Yrupailla, el pasado 24 de setiembre del 2015, señaló en cuanto al retraso de la ejecución de obras en los establecimientos de salud de San Martín; “Un caso emblemático de los problemas y potenciales riesgos encontrados, es el caso de la empresa INCOT SAC, una empresa participante en la construcción de hospitales en Tarapoto y Rioja y a su vez, implicada en la construcción del sistema de irrigación Ponaza-Picota, que actualmente ha colapsado”. Incot junto a la también cuestionada ICCGSA, se adjudicó la construcción de un hospital en Rioja por 84 millones 288 mil 849 soles.
Igualmente, esas dos empresas, se hicieron de la obra del hospital de Moquegua (tierra del presidente del Perú), quienes solicitaron ampliación del plazo para concluir con la obra ya que no lo pudieron hacer en el plazo programado. El mismo consorcio de ICCGSA e INCOT, se hizo de la buena pro para ejecutar la obra del nuevo hospital de Huacho (en el 2011). La población y regidores de esa ciudad, se quejaban en el año 2014 porque el gobierno les desembolsó 40 millones de los 130 millones de soles que costaba la obra; sin que éste cumpla con los plazos, más bien incurrió en graves retrasos por lo que fueron sujetos de penalidades. El tema fue difundido en el programa televisivo “Panorama”.
Y para concluir el tema con INCOT SAC, también son amantes de los ARBITRAJES (esa figura revestida de legalidad que les sirve para sacar tajadas millonarias del Estado, sin que concluyan con las obras), como se observa un Laudo Arbitral del 14 de octubre de 2015, que llevó a una resolución de contrato con EsSalud por la elaboración del Expediente Técnico y la ejecución de la obra: nuevo hospital II Chanchamayo-La Merced”. ¿Qué les parece?

¿QUIÉN SUPERVISA AL CONSORCIO PUENTES DE LORETO?
El Consorcio Supervisor Loreto, creado el 04 de octubre de 2017. Ubicado en Javier Prado Este 3092-San Borja. Este consorcio parecido a la NJS, se supone que empapado para mirar la obra de envergadura, cobrará por el servicio de “observar” los trabajos del I tramo del proyecto, la suma nada despreciable de 28 millones 528 mil 747 soles. El apoderado es Elías Teodoro Tapia Julca. Increíblemente en su reporte de trabajadores ante Sunat, aparece a marzo 2018, con 000000. O sea, que nadie está supervisando esa obra del puente Nanay.

LLAMA LA ATENCIÓN…
Observar a través de la página del sistema de seguimiento de inversiones, qué para dicha obra, aparte de la ejecución de 584 millones y la supervisión a 28 millones y medio de soles; también se haya contemplado el monto de 376 mil 017 soles únicamente para el SERVICIO DE PASAJES AÉREOS y servicios conexos para el proyecto. Se supone que esos pagos ya están inmersos en todos los gastos que las empresas ganadoras reportan.
En el presente caso, ganó la Buena Pro la empresa “Cóndor Travel SAC”, ubicada en Jorge Chávez 154-Miraflores-Lima. Cuyo gerente es Salomón Armín Niego Braun, entre los apoderados Juan Portugal Morzán, Fiorella Marchig Zetola y José Melgar. A todos ellos el Estado los ha beneficiado con más de un cuarto de millón de soles, únicamente en pasajes aéreos. Para ir y venir de Lima a Iquitos.
Muy triste e indignante el panorama de Loreto. El ver cómo un grupo de personas deciden su futuro en Lima, en comparsa con las autoridades regionales actuales quienes dicen que ese Puente es una realidad, cuando el avance es nimio, incipiente, corto, pese a los 105 millones de soles que ya le han desembolsado al consorcio conformado por tres componentes altamente cuestionados e investigados.
Gente de la capital que se sigue llenando de plata con el pretexto de traer desarrollo a esta región que ya debería imponerse a la hora que se tenga que decidir sobre su destino. Todo lo narrado lógicamente que viene generando una especial preocupación debido a que dos de las empresas integrantes del Consorcio Puentes de Loreto, están involucradas en el llamado “club de la construcción”. La obra está valorizada en 584 millones 793 mil soles y a futuro, se podría ver retrasada o paralizada debido a la situación legal de las empresas mencionadas como: COSAPI Y MOTA ENGIL PERÚ.
Estamos advertidos, basta ya que a Loreto lo sigan tomando como la gran despensa de recursos para el Perú y el mundo, mientras que sus hijos “se comen las uñas” por falta de un verdadero desarrollo socio económico. (LM. Herrera)

Comments are closed.