Formalizan denuncia y siguen investigando presunta corrupción al interior del hospital regional

  • Fiscalía anticorrupción ha individualizado a los imputados en caso de adquisiciones presuntamente sobrevaloradas.

Así se pudo conocer a través de la disposición 03 en torno a la Carpeta Fiscal 2506015500-2016-165-0 a cargo del fiscal Roberto Delgado Tuesta. Una investigación nacida desde el año 2016 contra varios trabajadores del hospital regional de Loreto inmersos en presunto peculado doloso, colusión y negociación incompatible.
Como: Socorro Villacorta Lima, jefa de la unidad de obtención de la oficina de Logística. Aníbal Jonel Sullón Zevallos, jefe de la oficina de Logística del mencionado nosocomio. María Rosalina Arévalo Peixoto, directora ejecutiva de administración del hospital en mención. Juan Carlos Aguilar Márquez, jefe de la unidad de Tesorería del hospital “Felipe Santiago Arriola Iglesias”.
Carlos Enrique Untiveros Soto, gerente general de FORMEDIC Eirl. Róger Tejada Palomino, gerente general de la empresa “Tech Company Sac”. Godofredo Canccapa Aguilaar, gerente general de la empresa American Word Sac. Johana Lidian Hernández Oblitas, gerente general de la empresa “Grupo JHS Sac”.
Según el ministerio público en cuanto a la utilización de documentos falsos, los agraviados son: Empresa Lipromed Sac, Jorge Williams Cruzado Valladares. Cardiomed del Perú Sac, representada por el gerente Jenny Silvana Starke Mejía.
HECHOS IMPUTADOS.
-Primer hecho la adquisición de 11 unidades de indicador Químico Externo de Esterilización a Vapor de 18mmx50. Adquiridos por el hospital regional a 10,890 soles. Habría presunta sobrevaloración de precios. Con fecha 27 de junio 2019, se emitió informe pericial contable 13-2019, concluye qué en cuanto a la adquisición de 11 unidades de indicador químico externo, comparando la cotización de precio de mercado de la empresa “De la Vega Medic”, la cual cotizó a 33 soles la unidad, resultando un exceso o sobrevaloración de precios por el monto de 10,527 soles. Perjuicio económico para el hospital en mención.
-Segundo Hecho: “Adquisición de computadoras al proveedor “Tech Company Sac”. El 01 de abril 2016 el hospital adquirió 06 computadoras (monitor, teclado, Mouse y CPU) por 19,633 soles, mediante catálogos electrónicos. Sin embargo, el órgano encargado de dicha contratación no había efectuado mayor indagación de mercado a efectos de determinar las condiciones de precios más ventajosos que la ofrecida por el proveedor adjudicado. Precio sobrevalorado considerando que en el mercado local los mismos podían obtenerse en un total de 12,010 soles.
-Cuarto Hecho. El tercer hecho también se refiere a adquisición de computadoras.
“Adquisición de mesas y/o camillas para exámenes médicos, porta suero metálico rodable y sillas de ruedas metálicas”. En junio 2016 el hospital regional adquirió al proveedor Grupo JHS Sac 06 mesas para exámenes médicos, 10 porta suero metálico rodable y 10 sillas de ruedas metálicas, por un valor de 20 mil 594 soles.
A 999 soles cada mesa, 580 cada porta suero y 880 soles cada silla de ruedas. Siendo el caso que, preliminarmente, se valoraron las cotizaciones remitidas por Grupo JHS Sac, por el monto antes señalado y presuntamente, por Cardiomed del Perú por el monto de 23 mil 100 soles. (1,200 cada mesa, 630 cada porta suero, y 960 cada silla de ruedas).
Sin embargo, posterior a dicha adquisición se tiene que la empresa Cardiomed del Perú Sac, negó haber emitido la proforma sobre los referidos bienes, lo que sugiere la falsificación de la proforma emitida por parte de los funcionarios de la mencionada entidad a efectos de aparentar que el precio cotizado por Grupo JHS Sac, era el menor, generando así que esta última se adjudicara la venta de los bienes antes descritos, por un monto excesivo considerando que en el mercado los mismos podrían ser adquiridos por 11,560 soles (360 cada mesa, 220 cada porta suero y 720 cada silla de ruedas). Con la salvedad que en Iquitos se conseguía la misma silla, nueva y puesta en el hospital a 500 soles.
Los hechos se subsumirían en los presuntos delitos de colusión agravada y falsificación de documentos. A todos los imputados la fiscalía les menciona que a sabiendas que se trataba de una venta sobrevalorada, con lo que se materializó la defraudación patrimonial al Estado.
Las investigaciones continúan y solicitan más información a la empresa “Droguería Selva Oriente Eirl”.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email