• Yurimaguas lo llora

 

Partió al lado del Padre Eterno. Su cuerpo no resistió más, el monseñor José Luis Astigarraga Lizarralde, falleció ayer al promediar la 1:30 de la tarde en la ciudad de Yurimaguas, y ahora todos lloran su partida.

Durante 26 años se desempeñó obispo del Vicariato Apostólico de Yurimaguas, y hace tres años su salud comenzó a resquebrajarse y a tener episodios como desmayos, lo cual alertó a la población yurimagüina sobre el desgaste que venía teniendo el monseñor.

Es por ello que el monseñor presentó su carta de renuncia ante el Vaticano y ésta fue aceptada, según informó el reverendo Padre Carlos Murayari Amasifuén, vicario de Yurimaguas, el cambio está en manos del Papa Francisco.

Como se recuerda, en diciembre pasado, mientras se celebraba la liturgia de confirmación en la Iglesia de las Madres Carmelitas de esa ciudad, el obispo sufrió una descompensación por la hipertensión arterial que sufre y fue trasladado al hospital de EsSalud y luego al hospital Santa Gema, donde recibió atención de emergencia y logró ser estabilizado por los médicos.

Tal como lo publicamos en nuestra edición del jueves 19, el monseñor dio un pequeño mensaje “”…Tengo un deseo grande, un anhelo grande de vivir intensamente la entrega a Jesucristo, a través de la entrega a los hermanos. Estoy debilitado, es cierto… lo saben ustedes perfectamente. No estoy gozando de buena salud, lo saben ustedes perfectamente. Ofrezco todo esto a Dios…”.

¿Pero quién fue José Luis Astigarraga Lizarralde?…

Nació el 04 de mayo de 1940 en Azcoitia, Guipúzcoa, país Vasco, España. Cuando era joven descubrió su vocación religiosa, lo que le llevó a asistir al seminario diocesano y a ingresar en la Congregación de la Pasión (“más conocidos como los Pasionistas). Y el 1 de febrero de 1964 fue ordenado sacerdote.

Tras su ordenación estuvo ejerciendo durante años su ministerio pastoral y por esa época marchó hacia Perú, donde el 26 de noviembre de 1991 fue nombrado por Su Santidad el Papa Juan Pablo II, como Primer Obispo titular de la Sede de Buleliana y Vicario Apostólico del Vicariato de Yurimaguas.

Recibió su consagración episcopal el día 29 de febrero de ese mismo año, a manos del entonces Nuncio Apostólico en el país monseñor Luigi Dossena como consagrante principal y como co-consagrante tuvo a los también españoles: entonces Prelado de Moyobamba “monseñor” Venancio Celestino Orbe Uriarte (ya fallecido) y al obispo emérito del Callao monseñor Miguel Irízar Campos.

Aún, hasta cierre de edición, no se pudo conocer si sus restos serán repatriados o descansará en la ciudad de Yurimaguas, donde él estuvo presente por más de 20 años acompañando el desarrollo de la provincia de Alto Amazonas, así como las luchas de las comunidades indígenas. (Fotos, Eduardo Acate Coronel). (MIPR)