Una fuerte denuncia

Fuerte está el tema de las extracciones de madera. En estos últimos días este diario ha estado haciendo un seguimiento de cómo se están cuidando nuestros recursos de flora y fauna. Y se está llegando a lo que sería una danza de influencias, cobros ilícitos, permisos alcanzados por prebendas, en fin una serie de situaciones totalmente anómalas.

Ayer, La Región presentó en portada una frase dicha por el Ing. Forestal Jorge Pérez, que ha incomodado a mucha gente, a funcionarios especialmente,  a los jefes de direcciones regionales que están en la mira.

Si no hay autoridad en lo que se refiere a la extracción de la madera, si no hay limpieza en el desempeño de sus funciones, si solamente sirven para el escritorio, estamos frente a un caso que va a traer mucha cola, si es que se investiga a fondo cómo y por qué,  alguien viene a decirnos que Nauta es la capital del blanqueo de las guías  de extracción ilegal de especies maderables.

¿Esa aseveración tiene sustento en el «todo el mundo sabe que es así»? ¿Habrá alguien que se atreva  a hacer una denuncia formal para dar con los autores de esas guías con las que los madereros informales legalizan la extracción de los árboles? Por ese lado lo vemos bien difícil, porque en todo esto está en juego muchísimo dinero. El bosque encierra como en un cofre, riquezas que sobrepasan cualquier fortuna.  Lo que hay ahí es una tentación que al más mojigato le haría pecar.

Hemos iniciado así una campaña de protección a nuestros bosques. Vamos a ser sus celosos guardianes y si alguien quiere sumarse a esta cruzada para desenmarañar el laberinto por donde sigue su camino el blanqueo de las guías de extracción ilegal de la madera, será bienvenido.