Policías del Puesto Fronterizo en Porto Amelia resultan heridos en un robo

  • Al parecer se trataría de una represalia contra los policías peruanos tras la captura de ciudadanos brasileros implicados en asalto al Banco de la Nación


La información que damos a conocer es de colegas periodistas del portal Jambo Verde de Brasil, quienes cubrieron este hecho de sangre en la triple frontera.
La información señala que último miércoles 12, mientras se duchaban, agentes de la Policía Nacional del Perú, que laboran en el Puesto Fronterizo, en Porto Amélia, Departamento de Loreto, fueron sorprendidos por un grupo de asaltantes armados, que tenían arma de fuego y no fueron identificados.
Sin poder reaccionar, los policías recibieron disparos, alcanzando a tres agentes, que fueron ingresados en el Hospital São Sebastião de Atalaia do Norte. En el robo, los bandidos sustrajeron armas, municiones, celulares, ropa y uniformes de los policías.
Jambo Verde, se comunicó con la dirección del Hospital São Sebastião, donde informaron que las víctimas se encuentran bien y están siendo asistidas por un equipo de profesionales. Solo un policía (el más grave) debe ser trasladado a un hospital con más recursos, (Tabatinga o Benjamin Constans).
Policías de la Guardia Fronteriza reciben apoyo de la Policía Civil y Militar del estado de Amazonas (Brasil).
Según informes procedente de la triple frontera, este ataque en contra de este puesto fronterizo en dónde se encontraban policías peruanos, se habría realizado en represalia por la captura de ciudadanos brasileros que fueron trasladados al penal de Iquitos, tras estar inmersos en el asalto al banco de la nación en la Isla Santa Rosa. Incluso se tuvo conocimiento que el puesto de dicha Isla también correría la misma suerte en los próximos días.
Herido de gravedad
De los tres policías que fueron heridos durante el ataque de los asaltantes, el SO 3ra PNP Marcelino Riera Suárez, es el que se encuentra muy grave. El agente recibió tres impactos de bala a la altura del cuello. Medicos brasileros del Hospital São Sebastião de Atalaia do Norte, estabilizaron a los policías peruanos para que sean trasladados a un hospital mejor equipado. Hasta el cierre de edición, no se supo de la muerte de ningún efectivo policial peruano.
(C. Ampuero/JV)