Perú y Colombia se unen para combatir la malaria en zona de frontera

  • Se necesita estrategias conjuntas para controlar y mitigar esta enfermedadFoto mesa de trabajo 1

En el marco de la reunión técnica binacional realizada en el mes de agosto de este año en la ciudad de Leticia, con la participación de los Ministerios de Salud de Colombia y Perú, entidades territoriales de Amazonas, Putumayo y Dirección Regional de Loreto, cuyo objetivo fue revisar, actualizar y avanzar en los compromisos binacionales vigentes y de acuerdo a la metodología de trabajo en las diferentes mesas como la de Vigilancia Epidemiológica y enfermedades transmisibles, dicha actividad  concluyó que existe la necesidad urgente de un análisis integral del comportamiento de la malaria y generar estrategias conjuntas que  permitan controlar y mitigar el impacto de esta enfermedad en nuestras poblaciones.
Partiendo de lo anterior, los días 18, 19 y 20 de noviembre en el auditorio de la Secretaria de Salud Departamental, se llevó a cabo la Primera Mesa Binacional de trabajo para tratar el Análisis y Planteamiento de Intervenciones para el Control de la Malaria en la Zona de Frontera, con la participación por Colombia de los Proyectos de Enfermedades Transmitidas por Vectores ETV, Vigilancia en Salud Pública – Epidemiológica, Laboratorio y por Perú la delegación de autoridades de salud que se desplazaron desde Islandia, Santa Rosa e Iquitos. Las enfermedades transmitidas por vectores (zancudos) representan una alta carga para el Departamento del Amazonas, principalmente para malaria; en los últimos cuatro años se ha observado un incremento de casos en los picos epidémicos principalmente en los Municipios de Leticia, Puerto Nariño y el corregimiento de Tarapacá.
Según fuentes del diario «Leticia Hoy», La dinámica de transmisión de la Malaria en estos lugares está directamente relacionada con la movilidad de la población por las diferentes actividades productivas o culturales que realizan; (pesca, caza, agricultura y demás) y también por las personas que debido a los largos trayectos del río Amazonas, requieren pernotar en las comunidades a su paso. Una particularidad de esta región es la situación de frontera (Perú – Brasil) que ofrece extensiones ricas de tierra, donde las personas desarrollan sus diferentes actividades independientemente de la nacionalidad y las comunidades de esta área están ubicadas en lugares a los cuales la institucionalidad no abarca en su totalidad. Otros aspectos del vector (zancudo) y accesibilidad son factores condicionantes para que se mantenga la transmisión de la malaria; por ello es importante plantear estrategias sostenibles y articuladas entre los dos países ya que las fronteras no existen para las enfermedades y un evento como malaria requiere de acciones conjuntas.  (C. Ampuero)