Pacientes del regional comieron arroz, huevo y frijol

Un día antes les dieron aguadito de atún y de tomar shivé.

*Proveedor dejó de atenderlos con alimentos frescos, por deuda.

Algunos mencionan que los alimentos no duran en la cocina del hospital regional, debido a que en vez de preparar alimentos únicamente para los pacientes que están recuperando su salud; algunas secretarias de diferentes departamentos, así como funcionarios y otros que ganan sueldos significativos, van al comedor del hospital y comen gratis.

Sea o no sea, la verdad es que los pacientes de ese nosocomio, en estos días están malnutridos. No se sabe qué ha pasado con el presupuesto que debe ser intangible para pagar a los proveedores y así no haya inconvenientes, como lo están pasando en estos días.

Ayer se decidió visitar la llamada Casa Estancia del hospital. Se le preguntó por separado a cada uno de los pacientes ahí albergados, qué les habían dado de comer. Todos dijeron la verdad: arroz con huevo y frijol.

Se vio a una cariñosa esposa de un joven paciente que tiene varios días en la casa debido a un proceso de salud; quien le preparaba una sopa de “bagrecitos”, se veía más rica que la comida de la cocina. Sería por el amor que le ponía la joven al echar el culantro, el tomate, todo lo que finalmente le agradaría a su esposo.

Le consultamos que había comido el padre de sus hijos el día jueves, mencionó que arroz, huevo y frijol. Igual otra señora que había llegado del bajo Amazonas. También el señor Teodoro Ipanaqué, quien lleva nueve meses desde que sufrió un accidente en la rodilla, cuando estaba por Caballo Cocha.    

“Acá me pusieron un platino y 36 puntos, ahora hago mi terapia, el accidente fue grave. Es verdad, ayer comimos arroz, huevo y frejol. Acá nos dicen si quieren comer, sino ustedes verán. Yo pienso que no es así porque cada uno, de una y otra manera, aportamos al Estado. ¿Cómo van a dar huevo si acá hay algunos con heridas? Eso les hace daño, el atún peor.

Acá no envían personal de limpieza, como a mí me gusta la limpieza lo hago, pero el hospital no envía personal de limpieza. Los servicios higiénicos son feos, la ducha no funciona, el inodoro es terrible, todo. Dicen que no hay presupuesto para mejorar esta casa, mire los colchones de las camas.

Y eso no es todo, ahora que está lloviendo por acá donde han querido arreglar, está entrando agua y todo se inunda. Las ventanas miren con qué están tapadas, con mandiles descartables viejos.  Nosotros tenemos que aguantar porque somos pobres, qué podemos hacer, no tenemos familia en Iquitos”, dijo el albergado. (LMHL).