ODECMA – Loreto visita juzgados penales que cuentan con baja productividad: se solicitaron los informes correspondientes a fin de prevenir y detectar omisiones funcionales

La diligencia tuvo por finalidad, inspeccionar in situ, los despachos de aquellos juzgados que registran deficiencias en su avance resolutivo. Asimismo, comprometer a los jueces y servidores, a superar su productividad en este último trimestre del año judicial.
La Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura de Loreto, se constituyó, de manera inopinada, a diversos órganos jurisdiccionales pertenecientes al Módulo Penal de la Corte de Loreto; esto en virtud de los informes alcanzados por la Oficina de Estadística, la cual da cuenta que algunos Juzgados y Salas, se encuentran muy por debajo del estándar de meta esperada para el mes de septiembre del 2021, evidenciando riesgo respecto al cumplimiento de la meta anual.
La visita fue realizada por el juez superior titular, Reynaldo Elías Cajamarca Porras, jefe de la ODECMA – Loreto, quien se constituyó al Primer, Tercer, Cuarto y Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria de Maynas, así como al Segundo Juzgado Unipersonal de Maynas, respectivamente. Los referidos juzgados, figuran con un estándar de producción inferior al esperado en este último trimestre del año (73%); siendo que en la diligencia de control, se verificó el estado situacional de los despachos y secretarías, evidenciándose retraso en el proveído de escritos y expedición de resoluciones que ponen fin al proceso (las cuales constituyen producción). Asimismo, la Administración del Módulo refirió que, uno de los factores del retraso en cuestión, obedecería a que no se estaría realizando un adecuado procedimiento de descarga de las actas judiciales al sistema, labor que resulta de cargo de los especialistas judiciales.
En dicho acto, se solicitaron los informes respectivos, a efectos que se dé cuenta de los motivos y/o factores que confluyeron para la deficiencia observada, los cuales serán remitidos al Órgano de Control, para su procesamiento, en el plazo de tres días hábiles. También, en aquellos casos en los cuales se advirtió un retraso considerable, se han realizado los apercibimientos correspondientes, tanto a jueces como especialistas judiciales, a fin de que corrijan lo observado en el plazo más célere.
La visita culminó con el compromiso de trabajo del personal visitado (jueces y servidores), a efectos de realizar los esfuerzos tendientes a superar la deficiencia advertida, y poder alcanzar las metas de productividad fijadas por los órganos de gobierno del Poder Judicial; contribuyendo, de este modo, a la solución de conflictos dentro del plazo razonable, evitando la instauración de procedimientos disciplinarios por omisiones o retardos.