Mejoras en salud

Ya era hora que el Gobierno Regional se acuerde de los centros médicos ubicados en las afueras de la ciudad, esos puestos de salud que apenas cuentan con un botiquín escaso de medicamentos para aliviar las dolencias o los casos de emergencia que en cualquier momento se pueden presentar.

Elementos imprescindibles han sido entregados a la Dirección Regional de Salud para ser distribuidos a los pueblos que no contaron hasta hoy de lo necesario para que se atiendan las personas, lo que debe hacerse a la brevedad posible y no guardarlos en un almacén, que así no van a servir ni a Dios ni al diablo.

El presidente regional, en la ceremonia de entrega ha dicho que esto es para los centros de atención primaria, para no llenar los hospitales. Para atenciones inmediatas, digamos como los primeros auxilios está muy bien, pero Iván Vásquez, debe pensar en dejar arreglados los problemas que adolecen los grandes centros hospitalarios como el Regional y el Iquitos que necesitan de una reingeniería total, tanto en infraestructura, equipamiento y personal profesional.

Mientras que se siga manteniendo mal pagados a los médicos y demás trabajadores del sector salud, será igual que en educación, donde los paros y las huelgas son medidas que se toman todos los meses del año. En salud, exponiendo a lo peor a la población al no encontrar atención médica y en educación, haciendo que los educandos no reciban los conocimientos necesarios de acuerdo al grado en que están, arriesgando su formación.

Por eso es que esperamos que a los anuncios de una transferencia de dinero para solucionar de inmediato los más urgentes problemas del Hospital Regional e Iquitos, que no son pocos, se persevere en las gestiones y se logre, a mediados del próximo año hacer realidad la remoción total de estos dos centros hospitalarios. La población que aumenta día a día exige contar con hospitales de gran capacidad, tecnología actual y mejor personal.