Magistradas de la SPA absolvieron a hermanas acusadas injustamente de usurpación agravada

  • Hermanas ya habían perdido toda esperanza.


Por lo que el día de ayer una de ellas Prof. Janet Coral Tello, se mostró sumamente agradecida con las magistradas que conforman la Sala penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Loreto; Bethy Palomino, Melina Vargas y Erika Jordán.
“En primer lugar quiero agradecer a Dios y luego a las tres magistradas del poder judicial, quienes demostraron que injustamente nos habían sentenciado a 2 años de pena privativa suspendida y reparación civil de 2 mil soles. Hoy nos han absuelto y agradezco también al abogado Gorqui Adi López Pérez” dijo la docente emocionada.
La agraviada mencionó que en el año 2013 adquirió junto a su hermana el predio ubicado por la calle de “los padres agustinos” a la pareja de esposos Gilberto Alves Lomas y Vilma Grandez. Que en el 2014 se fue a vivir a su predio, haciendo algunos arreglos.
Sin embargo, un día de mayo de 2014 Leonidas Canchaya Bautista, tocó su puerta acompañado de su esposa y un policía. Le dijeron que esa era su casa. La docente no respondió más porque primero hablaría con su abogado. Perdió su casa. Desde ahí empezó todo un vía crucis legal. Las denunciaron por presuntamente haber pertenecido a la asociación, cuando ellas no estuvieron.
“Acá se cometió un abuso grande contra las hermanas. Se cometieron una serie de barbaridades, incluso los abusadores consiguieron testigos que daban su versión de manera uniformada.
En primera instancia no pudieron atribuirles el delito de usurpación porque no lo cometieron. Ellas son inocentes y luego de un proceso que prácticamente estaba muerto, hemos logrado sacarlo adelante y a favor de las personas afectadas. Revocaron la sentencia y fueron absueltas” dice el abogado Gorqui López Pérez.
Las magistradas resolvieron:
“Declarar fundado el recurso de apelación formulado por la defensa de las acusadas Janet Rosario Coral Tello y Mónica Beatriz Coral Tello. Revocar la sentencia contenida en la resolución cuatro del 7 de agosto de 2020, que condenaba a las acusadas, como coautores del delito de usurpación agravada, en agravio de Leonidas Canchaya Bautista e Irma Rosales Rosales. Reformándola, absolvieron a ambas acusadas” concluyeron las juezas de la sala penal de apelaciones.