Estarían robando los cadáveres del cementerio Covid-19

  • Desconocidos utilizan a los pobladores del lugar para exhumar ilegalmente los cuerpos

Tras la denuncia pública de algunos ciudadanos que indican que el cementerio Covid-19, panteón ubicado en el km 18 de la carretera Iquitos Nauta, no cuenta con vigilancia y que incluso se estaría dando un inadecuado tratamiento a los restos de los fallecidos a causa del virus, es que el redactor de la presente nota se constituyó hacia el mencionado cementerio.
Al llegar, pudimos observar que efectivamente no había ninguna persona vigilando ni el ingreso ni ningún punto del perímetro del cementerio, e incluso pudimos ingresar sin ninguna dificultad más que del barro en nuestros zapatos, ya que la lluvia había convertido todo el lugar en un lodazal.
Una vez ya dentro del mencionado panteón, se pudo observar que algunas de las tumbas, la mayoría, por no decir todas, sin ningún nombre que las identifique, excavadas, y con las precarias cruces tiradas a un lado del agujero que habían dejado en el suelo.
Por cerca de una hora intentamos buscar a alguien en el lugar con quien entrevistarnos, pero no encontramos a nadie, como si nos encontrásemos en un cementerio abandonado.
Es por ello que nos dirigimos al poblado cercano para dialogar con los vecinos del lugar, a fin de saber si es que el cementerio siempre luce así de desolado; pero, en nuestro camino nos encontramos con dos hombres, quienes manifestaron haber sido los que excavaron en las tumbas para retirar los cadáveres, dos humildes campesinos que nos detallaron que no lo hicieron por voluntad propia, sino porque fueron contratados por otras personas que llegaron el último domingo a bordo de una camioneta color plomo, trajeados completamente con sus implementos de bioseguridad, quienes les pagaron para que exhumen los cuerpos.
“Nos han dado 100 soles, 50 para cada uno, no sabríamos decir quiénes eran, nosotros solo hicimos el trabajo… nos hemos demorado como una hora en sacar los cadáveres con pala y pico… Pero, a nosotros ellos no nos han dicho sus nombres, no te sabría decir quiénes eran”, expresó Víctor Ahuanari.
“Hemos sacado cuatro cuerpos en total, luego los dejamos ahí para que ellos se lo llevaran y porque ya era tarde… por hacer eso me han pagado 50 soles… no sé cómo se llaman los que vinieron, a nosotros solo nos vinieron a buscar para trabajar, ellos estaban con su indumentaria (implementos de bioseguridad) y en una camioneta, manifiesta el segundo morador que prefirió no darnos su nombre.
Es decir, y según la versión de estos dos ciudadanos, un grupo de tres desconocidos llegaron al lugar donde ahora es el cementerio Covid-19 pagaron a los moradores para exhumar cuatro cuerpos, sin la presencia de ningún policía ni mucho menos de algún fiscal, lo cual indicaría que obviamente serían inescrupulosos que aprovechan la falta de seguridad en el cementerio y la necesidad de la población para robar los cadáveres, quién sabe para qué fines.
Cabe indicar que muchas personas de la ciudad de Iquitos que perdieron a algún ser querido a causa de la pandemia, continúan exigiendo a las autoridades que les indiquen en qué lugar es que exactamente han enterrado a su ser querido, y hasta la fecha no obtienen una respuesta clara sobre ello, encontrándose sin un lugar donde poder ir a llorar y rezar a sus difuntos. (R. Graicht)