En Loreto existe un promedio de 40% de padres que imparten castigo físico a sus hijos

– Investigación evidencia que los niños y niñas consideran que el castigo físico y verbal es un medio legítimo y necesario para su formaciónviolencia_mujer
En nuestro país, el 31.7% de niños y niñas son violentados físicamente por sus progenitores, justamente Loreto, al igual que otras regiones como Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín y Ucayali, la cifra de niños maltratos sube a 50.3% casi el doble del resto del país.
Durante la presentación de la campaña «Más te quiero, más te respeto: renueva el amor en casa», que lanzó COPERA, y que busca combatir la violencia familiar, explican que el proyecto se inicia en las regiones que según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar, ENDES 2012, registran  mayor violencia física de parte de los progenitores: Ayacucho  con 54.1%, Apurímac con 51.2%, Huancavelica con 48.6%, Ucayali con 44.3%, Loreto con 40.6% y Junín con 37.6%.
Desglosando el cuadro de la fuente de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar, en Loreto el castigo físico impartido es, en el caso del padre un 36.4% mientras que en el caso de la madre 44.8%.
Dentro de esta investigación, que data del 2013, se permite conocer qué había detrás de esta violencia, la misma que confirma el maltrato realizado de parte de la pareja conyugal, pero también evidencia que los niños y niñas consideran que estos castigos físicos y verbales como medios legítimos y necesarios para su formación.
Lo que queda decir, es que en el marco de esta campaña contra la violencia familia, se llama a la reflexión a todas las personas y a su vez revisar sus conceptos, creencias y prácticas sobre los efectos del castigo físico hacia los niños y niñas, proponiéndoles establecer relaciones de convivencia familiar basadas en el respeto, diálogo y, sobre todo, afecto. (MIPR)