DÍA 18 de emergencia por coronavirus en Iquitos

Lo que llamó la atención en el recorrido diario, fue ver los letreros en dependencias militares con el número de promociones de los reservistas a fin que se acerquen a los cuarteles en atención al llamado del país para coadyuvar en la seguridad y el orden del desplazamiento de las personas y vehículos. Y también para que se cumpla el toque de queda, sí o sí.
Posteriormente se observaron las inmensas colas por cobrar o hacer trámites en los bancos. Banco Continental, los usuarios prácticamente llegaron hasta la comisaría de la primera cuadra de Morona, además por las distancias de ley.
En los bancos del jirón Próspero igualmente. Como en el de la Nación, ahí la policía tuvo que cerrar la calle desde Loreto con Fitzcarrald, impresionante. Igual panorama se registraba en la calle La Condamine con Samanez Ocampo. Imágenes que difícilmente se volverán a registrar en otra temporada de la vida. A no ser que nos sorprenda un mal ultra al que estamos conociendo hoy.
Las colas en el Banco de la Nación de Punchana, ya no se registraban por la Av. 28 de Julio, sino más bien por la parte posterior del mismo, donde se apreciaron hasta colas dobles. Y ahora no hay consideración PREFERENCIAL, ancianos, personas con discapacidad, etc. caballero nomás, tenían que hacer sus infernales colas.
Llamando muchísimo la atención las canchas del parque zonal, ahora convertidas en depósitos de motos y un colectivo que al parecer salió sabiendo que estaba estrictamente prohibido ese servicio.
“En estos instantes hay unos 1,800 vehículos retenidos entre lineales y motocarros. Son personas que salen sin licencia y menos con el pase de tránsito. Cuando termine todo el estado de emergencia, verán como solucionan su problema”, habló un capitán de la PNP.
Igual se vio a personal de la municipalidad de Punchana fumigando las fachadas de las casas de ese distrito, en buena hora. Así como a una persona con discapacidad montada en un triciclo. Sin ninguna protección y, al parecer, sin ningún afán de andar en la calle.
Finalmente, se pudo pasar por la plaza “San Antonio”, específicamente por la calle Unión, por donde se reportó el caso de la señora de 40 años con coronavirus. No se vio ningún movimiento especial de personal idóneo para sacar muestras a otros familiares, vecinos o que se desinfecte dicha calle. A nadie. Tanto al fondo, como al inicio cerca a Electro Oriente. Ojalá que lo hayan hecho, aunque sea en otra hora, más vale tarde que nunca.