Desde el Hospital Apoyo Iquitos alcalde de Belén agradece a Dios por la segunda oportunidad de vida

  • A pesar que mantiene aún en su cuerpo las cuatro balas, su estado de salud es estable

El alcalde de Belén declaró en exclusiva para el diario “La Región” sobre su actual estado de salud. Dijo no esconderse, ni temer a nadie y que seguirá a full en el trabajo que el pueblo le ha encomendado. Los médicos hicieron hasta lo imposible para salvarle la vida.
La autoridad edil del distrito de Belén confesó que aún mantiene las cuatro balas en su cuerpo. Refirió estar agradecido a Dios por la vida y la nueva oportunidad que tiene y que seguirá trabajando para los beleninos. Precisó que espera que la policía esclarezca el caso y dé con los autores de este lamentable e irrepudiable hecho.
Él se encuentra recuperando satisfactoriamente y envía un mensaje a todo el pueblo de Belén: “Ustedes me eligieron, ustedes quieren un cambio y por el trabajo que estamos haciendo me encuentro en una cama de hospital. Pero esto no me detiene, todo lo contrario, Dios me dio una segunda oportunidad para seguir trabajando y luchando por este hermoso distrito”
Asimismo, tuvo un gesto de agradecimiento al personal del serenazgo de Belén y al personal de salud del Hospital Apoyo Iquitos “César Garayar García”, quienes fueron las personas que le apoyaron y vienen apoyando en su recuperación. “Dar Gracias a Dios por darme una segunda oportunidad de seguir sirviendo a mi pueblo, a los vecinos de Río Mar que con nuestro personal de Serenazgo me asistieron y llevaron al hospital Iquitos, al personal de Emergencia, al Dr. Eduardo Valera, Germán Soto, Antero Torres, a las enfermeras Marlodys Flores, Xyomi Villanueva, Susana Amasifuén, quienes intervinieron en mi operación quirúrgica, al Dr Runciman jefe de Uci y a todo el personal enfermeras y técnicas, Zuly, Teresa, Shirley, Maribel, Gisela, Nery, Rosario, Lita, Sheyla, Milena: gracias a todos, eternamente agradecido”, expresó el burgomaestre.
Gerson Lecca aún sigue recuperándose, espera muy pronto estar nuevamente donde las papas queman y luchando por su pueblo. El alcalde dijo estar agradecido también a todas las personas que le apoyaron física y espiritualmente.
(C. Ampuero)