Corte Superior de Justicia de Loreto celebró vibrante “Día del Juez”

  • En sesión solemne, bienvenida por el Día del Juez, a cargo del presidente de la CSJLO, Dr. Manuel Humberto Guillermo Felipe
  • “El Juez debe realizar su trabajo bajo una línea social… no somos perfectos”
  • “Entiéndase que lo hacemos con libertad amplia, sin aceptar presiones de ningún tipo”

Fue una celebración del “Día del Juez” muy emotiva que se vivió ayer en la Corte Superior de Justicia de Loreto-CSJLO, desde el inicio de la actividad con el impecable Izamiento del Pabellón Nacional donde participaron los magistrados de esta sede judicial, acompañados por las autoridades asistentes y personal administrativo jurisdiccional.
Luego se realizó la Misa de Acción de Gracias donde se ofrendaron expedientes, el Código Procesal Penal, así como un ramo de hermosas flores que bien representan la naturaleza amazónica. La liturgia fue celebrada por el reverendo padre, Raymundo Portelli, quien invocó a los jueces humildad y permanente oración para acertar en los procesos y sus respectivas sentencias.
Posteriormente en la sesión solemne con motivo del “Día del Juez”, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto, Dr. Manuel Humberto Guillermo Felipe, quien resaltó tener en cuenta la dignidad humana en la administración de justicia.

Con estas expresiones el Dr. Guillermo Felipe, se dirigió a la concurrencia por el “Día del Juez” seguido de un cálido saludo protocolar: “Juezas y jueces de Loreto, con motivo del Día del Juez reciban mi afectuoso saludo, mi cariño amplio, soy parte de este cuerpo de jueces, de magistrados aquí en Loreto para hacer una reflexión sobre lo que significa nuestras tareas que cada uno de nosotros realizamos ciertamente con independencia y responsabilidad.
Quiero cuanto menos hacer referencia a unas ideas sobre ello. En primer lugar todos conocemos que el Poder Judicial es un poder del Estado y en él a nosotros los jueces nos corresponde dar a cada uno de nuestros ciudadanos el derecho que le asiste. Entiéndase que lo hacemos con libertad amplia sin aceptar presiones de ningún tipo, sea cualquiera fuera el grupo.
Pero, además nuestra tarea debe estar de acuerdo a valores de la máxima importancia, especialmente el juez en cada decisión que adopte debe buscar la materialización de la justicia, pero, además resguardando la seguridad jurídica.
Los jueces no somos ahora los únicos, ni los últimos, tenemos que respetar los precedentes. La seguridad jurídica afianza nuestros Estado, nuestra sociedad en clave al anhelado desarrollo, además qué duda cabe protegiendo la libertad de nuestros ciudadanos, como se sabe es un derecho fundamental propio de nuestro estado constitucional.
Pero, además, el Juez debe realizar su tarea con un enfoque y bajo una línea social buscando la solidaridad porque definitivamente nuestra sociedad como muchas otras del globo, no somos perfectos. También el juez debe tener claro que cuando realiza o imparte justicia debe afianzar, materializar la paz social, concretizada en los litigantes, porque finalmente les ha encomendado a él finiquitar, cerrar, una disputa, una controversia.
Y qué duda cabe, todos los jueces tenemos que tener en cuenta el valor de la dignidad de nuestros semejantes, somos también de carne y hueso, miremos a nuestros litigantes como nuestros semejantes.
Si bien en su momento, Atienza, el gran pensador español señalaba, que en estos tiempos, en este tipo de Estado de modelo de sociedad, el juez podría ser un omnipotente en cuanto a que pueda hacer un control del poder político, del poder económico, del poder social. Sin embargo, también tenemos límites, y uno de esos límites es el insustituible valor de dignidad que tenemos y tienen nuestros justiciables. Nunca en aras de hacer justicia debemos arrasar o menguar ese último rincón que tiene el ser humano. Y todo ello en clave a lograr el bien común
También es importante reflexionar todos, hoy día especialmente, que el juez para ser auténtico no debe someterse a ningún condicionamiento. No solo bajo la falta compasión de las personas, que a veces tenemos entre manos, y menos aún cogiendo los falsos modelos de pensamientos que de vez en cuando nos invocan en los alegatos.
El juez debe tener la prudencia y la sapiencia, para que esa decisión que adopta sea legítima, creíble y justa. Por último, el juez como se dijo temprano en la Misa que tuvimos, debe buscar la verdad de los hechos conforme a las amplias facultades que la normativa le brinda
Por ello, es que debemos reparar en la rectitud de nuestros juicios de hecho, para ello es de tener en cuenta, que buscar la verdad no es fácil, tampoco parcializarse con ninguna de las partes, sino, por el contrario, es la búsqueda de ese valor mayor que irradia toda nuestra actividad, la justicia.
Por todo ello, en el Día del Juez, tan especial para nosotros, les planteo a todos nosotros un compromiso permanente con la justicia. De ser recíprocos con nuestra ciudadanía, especialmente de nuestra población de Loreto, en cuanto a tener siempre presente nuestro deber de brindar JUSTICIA DE CALIDAD, de dar todo de sí cada uno de nosotros, para que los ciudadanos que ven nuestro trajinar nos consideren y nos pongan en el pedestal que juristas y autores escriben sobre ello. Y esto es así porque la ciudadanía son nuestros destinatarios inmediatos. Por todo ello quiero desear a todos ustedes FELIZ DÍA DEL JUEZ y que sean todos los presentes muy bienvenidos. Muchas gracias”.
La ceremonia tuvo el discurso central a cargo de la jueza superior Dra. Roxana Chabela Carrión, también se procedió al reconocimiento de los jueces que destacaron en el ranking nacional y en el consolidado jurisdiccional correspondiente a los primeros meses del 2017, así como una amena presentación artística con la Danza de la Boa, finalizando con un brindis de honor a Dr. Javier Sologuren Anchante.
(Diana LM.)