Aprueban «Plan de Restructuración de deuda agraria, pesquera y pecuaria»

FOTO sesion consejo requena

-En sesión descentralizada del CRL por el 106 Aniversario de Requena

-El pago de deuda será en forma fraccionada en un plazo máximo de cinco años

En la ciudad de Requena, el último jueves, luego de un prolongado debate por parte de los legisladores regionales y con la respectiva sustentación técnica y legal, el Consejo Regional de Loreto aprobó por mayoría la ordenanza regional N° 15-2013-GRL-CR que aprueba el Plan de Restructuración de deudas Agraria, Pesquera y Pecuaria, instrumento legal que establece los mecanismos para reestructurar las deudas generadas por créditos de los rubros mencionados, otorgados a través de los programas de créditos.

El consejero regional Wagner Musoline Acho, presidente de la comisión de desarrollo económico, durante su intervención sostuvo que esta ordenanza regional establece seguir implementando estrategias consensuadas y compartidas lo que permitirá que los prestatarios con créditos otorgados en efectivo o en especies accedan a facilidades de pago en efectivo, sea este al contado o fraccionado.

Por su parte, Ricardo Pérez  subgerente de Recaudación del GOREL, sostuvo que en este Plan de Restructuración de Deuda están comprendidas las personas naturales y jurídicas que desarrollen actividades agrícolas de cultivo, crianzas, actividades pecuarias, así como actividades pesqueras, beneficiados con préstamos. La consolidación de la deuda será únicamente del capital, quedando extinguido los intereses del crédito.

Cabe precisar que el pago de la deuda se podrá realizar de las siguientes modalidades: Pago al contado o en forma fraccionada con una inicial del 10% y los saldos en cuotas mensuales, bimensuales, trimensuales o por campañas, según actividad o cultivo que realice hasta un plazo máximo de 5 años.

En lo que respeta al pago con plantones forestales, frutales, medicinales, etc. Esta modalidad solo será aplicable hasta 3 UIT y para aquellos prestatarios cuyos créditos aprobados no accedan hasta 12 unidades impositivas tributarias y la última modalidad es la restructuración de deudas. Esta modalidad tiene como fin la extinción de deudas a aquellos prestatarios cuyo cultivo o producción se vio afectado por factores climatológicos.

No podrán acogerse a estos beneficios los prestatarios que no cumplieron con la inversión por el cual solicitaron los desembolsos, es decir, que emplearon estos préstamos en otras cosas y no precisamente para el fin solicitado. Asimismo, los prestatarios que recibieron más de 12 UIT solo tienen plazo hasta el 31 de diciembre del 2014.

Finalmente, el presidente del Consejo Regional, Julio Flores del Castillo, manifestó que este documento normativo es importante porque permitirá sensibilizar y crear en los productores una cultura de pago que nos permita incrementar las recuperaciones del crédito,  siendo una de ellas la regularización de la deuda vencida, puesto que permitirá que los productores que por uno u otro motivo no pudieron pagar oportunamente su deuda, puedan hacerlo a través de este beneficio. (DL)