Ya es hora que alguien mejore notablemente el Parque Zonal

Es hora que autoridades de turno se preocupen en mejorar Parque Zonal.

-Niños, adolescentes y adultos tienen derecho a un parque adecuado

-Toda ciudad que se precie cuenta con un parque público donde se acude no solo a realizar actividades deportivas, sino también de distracción.

– En Iquitos el Parque Zonal hace tiempo ha sido abandonado a «su suerte».

– Impresionante el olvido al que se tiene sometidos los cuadros del pintor César Calvo de Araujo.

Es hora que autoridades de turno se preocupen en mejorar Parque Zonal.
Es hora que autoridades de turno se preocupen en mejorar Parque Zonal.

Si realmente el Jurado Nacional de Elecciones tuviera conciencia y entendiera del por qué es tan importante que ya se pronuncien sea a favor o en contra de la suspensión pedida para el alcalde Charles Zevallos, lo harían de manera inmediata y así muchas situaciones postergadas en el desarrollo de la provincia, empezarían a fluir de manera importante.

Una de esas situaciones negativas es el olvido cruel al que parecen haber sometido al Parque Zonal de Iquitos, condenando así a los niños, jóvenes y adultos a no contar con un espacio apacible donde no solo desarrollen actividades deportivas, sino también de esparcimiento familiar.

Existiendo tanto verdor, tanta biodiversidad en Iquitos, el parque se muestra como un hito levantado en honor al cemento, a las rumas de tierra, al concreto y la sequía. Chiclayo estando en la costa y con déficit de agua, muestra un parque público maravilloso, ecológico y atrayente para los ciudadanos que ingresan de manera gratuita al mismo.

Se han preocupado de poner juegos infantiles donde los padres llevan a sus hijos y de manera confiada los dejan desplazarse, sin embargo en el parque zonal ya no hay un solo columpio para los menores, solo algunos viejos que muestran como asientos un palo de árbol para poder mecerse. Increíble cómo una zona que en años pasados fue toda una estructura que prometía mucho en el desarrollo físico y mental de las nuevas generaciones, hoy luzca caótico, mezclado donde igual está una piscina, canchas de gras, canchas de tierra, canchas olvidadas, chatarra de vehículos municipales, una biblioteca, taller y hasta un viejo almacén que guarda con dos celosos candados las invalorables pinturas del inolvidable artista César Calvo de Araujo.

MUDAS TESTIGOS DEL CRUEL OLVIDO…

Aparecen dos inmensas pinturas de Calvo de Araujo, como el más grande insulto al intelecto y arte Loretano pues hasta la fecha ni el área de obras o patrimonio, así como los regidores de Maynas se han preocupado en impulsar una partida para que de inmediato se contraten a resanadores de pinturas, logrando así rescatar un patrimonio que no tiene precio y que hoy el tiempo se lo está «tragando» sin misericordia.

El haber visto facturas por miles de pagos a proveedores de dicha municipalidad por obras aparentemente fantasmas, que ya viene investigando Contraloría de la República, mueven un sentimiento de indignación, pues resulta inverosímil que haya dinero para supuestos trabajos nunca ejecutados y no haya una mínima partida para rescatar la identidad amazónica. Un acto sinceramente criminal el que se viene cometiendo contra la cultura loretana, ojalá y dentro de poco se puedan tomar acciones positivas en cuanto a lo narrado.