Tras 8 meses de reconstrucción Capilla “Nuestra Señora de la Consolación” reabrió sus puertas

  • Ayer se dio inicio con una celebración de acción de graciasFoto capilla 1 Foto capilla 3

Ayer en horas de la noche, la Capilla “Nuestra Señora de la Consolación” reabrió sus puertas tras estar 8 meses en  trabajos de reconstrucción y acondicionamiento,  luego que un voraz incendio destruyera casi toda la infraestructura el 29 de diciembre del 2014.
La celebración eucarística estuvo presidida por el monseñor Miguel Olaortua Laspra, obispo de Iquitos y acompañado por el superior de los Agustinos,  el padre Antonio Lozán. Toda esta celebración coincidió  con  la fiesta de Nuestra Señora de la Consolación, Patrona de la Orden de San Agustín.
“Estamos recuperando esta capilla que es histórica, que tiene mucho que ver con la ciudad, con su cultura, con su patrimonio y todos tenemos que mantenerla y cuidarla”, dijo durante su predicación a los fieles el obispo de la ciudad
Por su parte, el padre Antonio refirió sentirse contento con la reapertura de la capilla y que a pesar de los problemas suscitados siguen en pie y puestos en la mirada en Cristo; “luego de ocho meses estábamos viendo la mejor manera  de dejar la capilla lista para que todos podamos  utilizarla y podamos de algún modo volver a darle ese significado que tenía para la población, yo creo que es importante seguir  avanzando en ese sentido y recuperar esto que nos da identidad a cada uno de nosotros”, dijo Antonio Lozán.
El padre de la Orden de san Agustín manifestó que luego del incendio, no sabían cómo empezar de nuevo, “luego del siniestro no sabíamos cómo empezar, qué íbamos a hacer, por suerte a través de los contactos en el Ministerio de Cultura, en la Municipalidad y en otros sectores, pudimos empezar la obra y de hecho lo que tenemos ahora es el resultado de ese arduo trabajo; lamentablemente, son cosas que ocurren y tenemos que asumirlas, los agustinos tuvimos que asumir todo el costo del trabajo de refacción, durante el incendio se perdió todo, solo el retablo quedó intacto ya que es de cemento y pudimos recuperarlo con los estudiantes de Bellas Artes, quienes recuperaron el color original y le han dado el brillo que tiene ahora”, finalizó.  (C. Ampuero)

Comments are closed.