Orpio: “se repite la misma historia de la primera ola: no hay medicinas ni médicos”

  • Casi un año después de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del COVID-19 que golpeó fuertemente a los pueblos indígenas en Loreto, la falta de medicinas, personal de salud y carencias en el acceso a salud, siguen siendo la realidad de las más de 1200 comunidades nativas.


La segunda ola del COVID-19 llegó a Loreto, el departamento amazónico con más pueblos indígenas en el país y una de las regiones más golpeadas por la pandemia durante la primera ola. Y, a pesar de las constantes demandas, denuncias y propuestas de las organizaciones indígenas para que la atención a las comunidades sea una prioridad, nuevamente estas se enfrentan al virus sin medicinas, sin médicos y con escasa información.
Loreto pasó de riesgo moderado a muy alto y los casos continúan incrementándose. En este escenario y con la experiencia de la primera ola, los líderes indígenas temen lo peor. “Estamos preocupados, porque está avanzando rápidamente. Tenemos reportes de casos en comunidades ticunas y awajun, que no tienen ni siquiera un paracetamol”, denuncia Jorge Pérez, presidente de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio), con quien conversamos para conocer la situación en la que se encuentran actualmente los pueblos indígenas en Loreto.
Con la primera ola de la pandemia saltaron a la luz muchas de las carencias con las que viven los pueblos indígenas, sobre todo las relacionadas al acceso al sistema de salud ¿En este último año ha cambiado en algo esta realidad? ¿Hubo mejoras a nivel de establecimientos de salud?
No, no hay ninguna mejora. Por ello, exhortamos al Gobierno a ver el tema de salud en Loreto, poniendo como prioridad a los pueblos indígenas, que son históricamente olvidados. Porque, nuevamente estamos en una situación de indefensión, eso es lamentable.
Jorge Pérez recalca que a pesar de sus múltiples demandas y las propuestas que han presentado como organización indígena, muchas comunidades “están con síntomas de coronavirus y no tienen ni siquiera un paracetamol”.
Por eso también pedimos que la vacuna llegue lo más rápido posible a las comunidades, porque si la cuarentena se sigue prolongando les va a ser más complicado, porque ya no van a poder quedarse más tiempo en las comunidades, van a tener que desplazarse por alimentos, medicinas o en busca de formas de subsistir y se van a exponer.
Entonces, los pueblos indígenas también tienen que ser considerados en los primeros grupos para la vacunación. Porque son los más vulnerables, en el sentido de que si se enferman no tienen medicinas, no tienen acceso a un centro de salud o una farmacia. Pues, a diferencia de una persona en Iquitos, que cuando se enferma puede caminar una o tres cuadras, encontrar una farmacia y comprar medicina, las personas en las comunidades no pueden hacer esto.
Si no tenían medicinas ¿cómo enfrentaron el virus las comunidades el año pasado?
Luego de la emergencia sanitaria, he visitado Tapiche, que es un lugar muy alejado y desconectad, también visité las cuencas del Tigre y el Corrientes, y a mis hermanos Matsés. Y todos coinciden en que pudieron resistir el golpe de la pandemia gracias al uso de sus plantas medicinales.
Lo cual complementaron con medicinas que les enviaron algunas organizaciones no gubernamentales, un apoyo que llegó a los lugares más alejados. Como Orpio hemos ayudado a casi la totalidad de nuestras bases con esta medicina que donaban las organizaciones. Ha sido un trabajo intenso, porque incluso nosotros mismos hemos tenido que viajar.
Orpio denunció la desarticulación de las brigadas de salud que recorrían las comunidades en diciembre del año pasado y demandó que esta iniciativa sea reactivada ¿han tenido respuesta a este pedido?
Nos dicen que están buscando el presupuesto, que están gestionando, pero hasta ahora no hay nada. Entonces, lo que haremos será pedir la presencia del nuevo ministro, para ver con él la forma en que se logré brindar atención médica e información a las comunidades.
Porque, aunque el virus todavía no ha llegado a todas las comunidades, según nuestro análisis si va a llegar. Ahora, por ejemplo, ya está en Pevas y la gente sigue movilizándose al interior de la región. Por ello, exigimos que con rapidez se haga llegar medicina a los pueblos indígenas, sobre todo a los lugares más alejados, que se envíe también personal de salud y que se priorice las vacunas.
Están pidiendo una reunión con el ministro de salud ¿Qué demandas y propuestas le presentarán? ¿Cuáles son las demandas que tiene Orpio?
Hace más de una semana habíamos sacado un comunicado oficial desde Orpio planteando el cierre de la frontera, además pedíamos que se establezcan los controles médicos necesarios para frenar el avance del coronavirus. Ahora, los casos están desbordados, sobre todo en la frontera, y se está diseminando al interior de la región y ¿qué hacen las autoridades hasta ahora? No hacen nada.
Entonces, la propuesta que hemos presentado es que se capacite intensivamente a los promotores de salud comunitaria para que hagan las veces del personal médico en los lugares más alejados y que se provea de medicinas también a los botiquines comunales.
Pero, no hay respuesta a esta propuesta, por eso pedíamos una reunión con la ministra de salud. Ahora, que ha renunciado vamos a retomar este pedido con el nuevo ministro, porque en este momento los pueblos indígenas están totalmente abandonados.

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email