– El centralismo iquiteño, asfixia a los pueblos

RODOLFO LOVO TELLO, corresponsal de Contamana.- Mientras que en la red de Contamana pasan una serie de dificultades para resolver los problemas de salud, en la ciudad de Iquitos ya no solo se quedan los médicos nombrados en plazas orgánicas de la provincia de Ucayali, sino también los bienes asignados a esta jurisdicción.Contamana

Tal es así que, en nuestra visita a la capital loretana a mediados de este mes, pudimos comprobar que la chalupa y motor  perteneciente a la posta de salud del Distrito de Padre Márquez-Tiruntán, se encuentra al servicio de la posta de salud de 6 de Octubre a unas cuadras del hospital regional y el personal que labora en este centro asistencial, muy recelosos nos dijeron que ellos cuentan con otras embarcaciones  ligeras, o sea tienen una demás.

El Sr. Pablo Guerra, trabajador más antiguo del Centro de salud, dijo que “… eso es una costumbre,  Iquitos se queda con lo que le corresponde a Contamana…”,  por ejemplo ahora no tenemos combustible para movilizarnos por el dengue, felizmente el  administrador Ciro Torrejón Tafur, que es un “mandrake”,  de cualquier manera  soluciona los problemas, agregó.

La posta de salud  de Tiruntán en años anteriores contaba con un médico y había un mayor dinamismo en el servicio asistencial, hoy sin este profesional la gente de esa zona prefiere ir a Pucallpa para recibir la atención médica, por si acaso cuatro son los médicos nombrados en plazas de Contamana y laboran en la ciudad de Iquitos.