Trabajadores de Petroperú siguen exigiendo salida del gerente Hugo Chávez


Así como la salida de todos los funcionarios que quisieron escapar de la fiscalía y contraloría, cuando llegaron al edificio principal.
Los dos órganos de control llegaron en operativo hasta la sede de Petroperú luego de conocer información brindada por 4 testigos, respecto a que el gerente Hugo Chávez, habría ordenado quemar pruebas de la corrupción descubierta hace poco. Cuando al parecer se quiso favorecer a un proveedor, a través de una compra hecha por la empresa petrolera.
Los trabajadores del sindicato mayoritario de trabajadores administrativos de Petroperú, siguen repudiando y rechazando todos esos acontecimientos que empeñan la imagen de su empresa; reiterando en que Hugo Chávez, tenga la decencia de renunciar antes que lo saquen.
“El Sindicato de Trabajadores Administrativos del Petróleos del Perú- STAPP, en línea que nos caracteriza,
NO avalará ningún acto de corrupción en Petroperú, por lo que solicitamos la inmediata separación del
cargo del Sr. Hugo Ángel Chávez Arévalo y de todos los responsables que hayan estado involucrados en
estos actos irregulares.
Nos preguntamos dónde está el área de Auditoría, Control Interno y Seguridad de la empresa, que nunca
denuncian nada y, al contrario, se dedican a tapar estos actos e ir en contra del personal que lo evidencia, por lo que también solicitamos el retiro de la confianza a estas personas.
El representante de los Trabajadores en el Directorio, brilla por su ausencia, quien NUNCA se solidarizó con nuestro Secretario General por el abuso de autoridad que cometió el Gerente General, y ahora le decimos que ya No tiene el respaldo de los Trabajadores y pedimos su renuncia al cargo de representante nuestro.
Hemos tomado conocimiento que, a raíz de los hechos, se vendría contratando un estudio de abogados
pagado con los fondos de Petroperú con el fin de defender a estos malos funcionarios, gestión que
rechazamos categóricamente.
Denunciamos también el copamiento de nuestra institución en dos meses, con más de 200 trabajadores colocados en puestos claves para poder manejar la organización a los que con tanto esfuerzo sus trabajadores hemos cuidado y protegido por ser un referente de nuestro País.
El STAPP siempre se ha manejado dentro de los cauces de la moral y la ética de sus trabajadores, quienes no tienen culpa de estos malos funcionarios, por eso es necesario hacer saber nuestro rechazo público ya
que estas personas no representan a Petroperú.
Demandas:
Renuncia del Gerente General y todo su personal de confianza. Intervención inmediata de la Contraloría General de la Republica y Fiscalía de la Nación. Reposición del personal retirado de sus puestos en los últimos meses. Reposición inmediata de nuestro compañero Arturo Muñoz víctima de un despido a todas luces
amañado por oponerse a estos actos de presunta corrupción.
Reposición en su cargo y lugar de trabajo de nuestro Secretario General. Cese inmediato de todo tipo de hostilización y/o seguimientos al personal y directivos de los sindicatos de Petroperú. Compañeros de trabajo, es momento de ponernos fuertes y denunciar estos malos actos, incluso, evidenciar nuestro rechazo categórico por lo que estamos evaluando una paralización de laborales hasta que se cumplan nuestras demandas” remarca el sindicato.