«Santo Tomás» viene recuperando flujo turístico

-Candidatos llegan a la zona con promesas electorales

El conocido balneario tuvo su «época de oro» allá por los años 90, luego, al parecer, por la ubicación de varios albergues por la carretera Iquitos-Nauta, el turismo en el caserío descendió preocupantemente.

Balneario también se viene viendo invadido por coyuntura política.
alneario también se viene viendo invadido por coyuntura política.

A las vivanderas conocidas, instaladas por el sector, no les quedó otra cosa que partir con sus potajes hacia la playa «tipishca» a fin de sobrevivir con la venta de sus productos. Varias casas, antaño esplendorosas, habían empezado a derrumbarse o sencillamente a mostrar el paso de los años sin recibir el más mínimo mantenimiento a la madera utilizada.

Sin embargo, el último fin de semana se pudo observar  que nuevamente el pueblo empieza a verse visitado por un número importante de turistas, así como los jóvenes acostumbrados a hacer moto acuática, varias casas están empezando a repararse y las vivanderas empiezan a ofertar los potajes regionales a precios accesibles.

En el marco de la coyuntura electoral se vio que el presidente en licencia estuvo el fin de semana ofreciendo una serie de mejoras al pueblo, así como a simpatizantes de la agrupación Mi Loreto, Mil, Valor, etc. quienes no dudan en colocar banderines de sus candidatos preferidos en las embarcaciones.

«Santo Tomás» cumplirá un año más de existencia en el mes de setiembre y siente que su desarrollo está retrasado. Agua potable no tienen, sacan de un pozo artesiano y si bien es cierto el Estado ha hecho esfuerzos para que tengan luz las 24 horas del día, algunos delincuentes persisten en robarse el cableado. Ahora último han optado por contratar a vigilantes que ronden todos los kilómetros que abarcan la carretera a Santo Tomás.