Punchana de fiesta

Hoy es un día especial para la ciudad de Iquitos porque uno de los cuatro distritos que la conforman, está de celebraciones por su fiesta que tiene como patrona a la Virgen de la Inmaculada Concepción o Virgen Purísima, en el distrito de Punchana, ubicada en la parte norte de la ciudad y que tiene en sus riberas a los ríos Nanay, Momón, Itaya y el Amazonas. Bastante nutridos de cuencas fluviales los punchaninos.

La historia de Punchana viene de muchos años atrás antes de convertirse legalmente en distrito, aunque en ciertos trámites todavía se la describe como Villa Punchana, en fin, los baches de nuestras normas, pero, hoy queremos saludar a un grupo poblacional suma miles y luchan por su desarrollo conservando su identidad.

En la actualidad conserva su tradición de fiesta patronal desde 1885, aunque tiene su fundación en la práctica en 1880. Se conoce que fueron unas 20 familias que llegaron desde el pueblo de Borja del río Marañón y se establecieron en la zona donde actualmente se encuentran formando inicialmente un caserío, a orillas del río Amazonas. Ellos huían de peleas con otros grupos étnicos.

La población de Iquitos estaba cerca, pero obviamente en esos tiempos todavía no estaban unidas en una sola zona habitacional, y con el tiempo empezaron a ser partícipes de las celebraciones entre ambos pueblos. Se dice que lograron una convivencia pacífica entre los indígenas Yameos, Iquito y Napeanos.

Recordemos que Iquitos fue reconocida como capital del departamento el 5 de enero del año 1863 cuando llega la primera nave de la flota de vapores de la Marina de Guerra del Perú al recién construido terminal fluvial, que se convertiría en el enlace de la región con el mundo. O sea, 17 años después llegaron los borjeños por estas tierras para establecer en lo que es hoy el distrito de Punchana.

Trajeron para compartir entre ellos y los pueblos visitantes su veneración a la Virgen María “La Purísima” Inmaculada Concepción, que es su Santa Patrona, y como van pasando los años se sostiene la tradición con sus variaciones en un lugar urbano que ha ido adaptándose a los orígenes para no perder su esencia. Feliz fiesta patronal a nuestros lectores y lectoras de Punchana, y que conserven en el tiempo sus costumbres que como amazónicos lo compartimos y disfrutamos.